Loading
Datos personales

La sensibilidad de los datos personales

Ladrones de su patrimonio digital
Datos personales¿Es cuidadoso usted de dónde deja las llaves del coche o simplemente dónde lo estaciona?, claro, ¿en dónde pone la cartera o simplemente en dónde invierte su dinero?, ¿no dejar la puerta abierta de la casa por temor a que los ladrones  vayan a robar su patrimonio?, pues así de sensible y de importante es a quién o quiénes les entrega usted sus datos personales, su identidad, su oro informativo, su ADN digital que a través de la web tiene toda la información, que de caer en malas manos puede hacerle pasar un momento muy desagradable y riesgoso, incluso va más allá de clonar su tarjeta de crédito. En ello puede irle todo su patrimonio digital y material y perderlo.
“Quien tiene la información, tiene el poder”, reza una máxima en el medio periodístico y es verdad, quien posee nuestros datos puede secuestrarnos virtualmente como ha ocurrido en diversas partes del globo y del país, por ello la urgencia de saber cómo y de qué manera podemos cuidarnos de quien pueda hacer mal uso de nuestro patrimonio digital, aunque se habla de que al estar  en el ciberespacio la información es de todos, alguna, no toda porque todos tenemos derecho a proteger nuestra intimidad.
Recientemente, a finales del año pasado fue presentado en la Feria Internacional del Libro (FIL) en la ciudad de Guadalajara “El ABC de los datos personales”, documento indispensable y de referencia para que los usuarios como usted y como yo podamos protegernos de manera de blindar nuestra información vital, donde generalmente por ser tan confiados ponemos de todo a través de las redes sociales (facebook, twiter, etc.) sin saber que bajamos la guardia y podemos ser víctimas de algún delito.
Fecha de nacimiento, nombre, dirección, correo electrónico, sexo, estado civil, nacionalidad, edad, nuestro patrimonio, es información que puede estar en posesión de una entidad pública, institución gubernamental, empresa o particular, sin saber si hacen buen uso de los datos o no, qué mejor que el tener la certeza de saber que son bien utilizados y en caso contrario puedan ser castigados por la ley.
En  entrevista,  la comisionada propietaria del  Instituto Duranguense de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (IDAIP) Lourdes López Salas, dio a conocer que el texto en el que colaboró al ser también coordinadora de Comisión de Comunicación Social de la Conferencia Mexicana para el Acceso a la Información Pública (COMAIP) está al alcance de todos entenderlo y ponerlo en práctica.
El documento además de contar con la participación para su elaboración de la periodista y hoy comisionada, reunió a tres talentosos de la caricatura en Durango, entre ellos: Alfonso Cano Maa y Miguel Ángel Esparza Aldaba, logrando además con el esfuerzo de otros caricaturistas del país un texto ameno, fácil de leer y entender, del cual se imprimieron 50 mil ejemplares para su distribución gratuita.
 
INTERNET, ARMA DE DOBLE FILO
En el ciberespacio  pueden encontrarse mil y una noticias, datos, información, al igual que enviar, recibir y compartir y muy poco cuidado ponemos en quién ve nuestros datos, qué hacen con ellos y si quedarán en  buenas manos cuando de manera desinteresada y hasta inocente los revelamos y están a la disposición de quien desee conocerlos. Cuidado. El hecho de compartir datos podemos quedar expuestos y exponer a alguien más al mostrar sus datos sin su consentimiento.
Señala Lourdes López que hoy en día  es riesgoso exhibir fotografías, video, domicilio en redes sociales, lo cual pone en riesgo latente a todo un grupo, incluso la familia: “Se deben leer las políticas de privacidad de los lugares donde vaya a tener acceso, ya sea redes sociales, sitios públicos o privados, que deben contar una aceptación o negativa del compromiso que contraiga una vez dentro y se haya compartido datos con el sitio y sus usuarios.
Por lo anterior existen antecedentes de varios delitos consumados donde el primer contacto fueron las redes sociales. Conductas como homicidios, secuestros y extorsiones.
 
REGULACIÓN 
Las diferentes leyes en la materia de datos personales, acceso a la información y Ley de Archivos tiene como finalidad frenar la corrupción y otros vicios que se dan, con ello que no haya impunidad a quien los cometa.
Los datos personales  son toda información que identifica a una persona y la hace identificable y la distingue de los demás. Entre los tipos son los de identidad, nombre, origen étnico y racial, lengua materna, domicilio, teléfono, correo electrónico, firma, contraseñas, RFC, CURP, fecha de nacimiento, edad, nacionalidad, estado civil, etc.
Del trabajo: Institución o empresa donde trabaja, cargo, domicilio, correo electrónico institucional o empresarial, teléfono… y del patrimonio: el sueldo, impuestos, cualquier tipo de crédito, tarjetas de débito, cheques, inversiones, Afore.
De los particulares que recaban los datos, son: médicos, bancos, restaurantes, tiendas de autoservicio, hospitales, empresas de telefonía móvil y servicios por internet, farmacias, aseguradoras, transportes aéreo y terrestre, clubes deportivos y escuelas.
De las entidades públicas: dependencias de gobierno federal estatal y municipal. Tribunales, procuradurías o fiscalías, institutos electorales, CFE, oficinas de tránsito, de catastro, hospitales públicos, centros de salud, tesorerías, escuelas públicas.
El usuario o quien  proporciona los datos es el único propietario de ellos y quien puede autorizar el uso de sus datos personales –señala López Salas- tú decides a quien se los das, cuándo y para qué. En ocasiones es preciso darlos porque así lo señala una ley. Las comisiones e institutos de transparencia en los estados y el DF protegen tus datos personales que recaban las oficinas estatales y municipales. 
El IFAI protege los datos personales que tienen los particulares y las autoridades federales.
 
DERECHOS “ARCO”
Los derechos ARCO, explica la funcionaria del IDAIP, son: Acceder, Rectificar, Cancelar y Oponer.
Acceder a tus datos personales en posesión de particulares o autoridades.
Rectificar cuando sean inexactos o incorrectos.
Cancelar su uso cuando resulten inadecuados, innecesarios o irrelevantes para la autoridad que los tenga. 
Oponerte a cualquier forma de tratamiento de tus datos personales.
Los derechos ARCO son aquellos que pueden ejercerse ante las administraciones que los posean. Si no responden al usuario puede acudir ante la Comisión o Instituto de Transparencia del estado.
“En caso de existir alguna transgresión de alguna dependencia,  institución  o ente público y/o privado obligado, hay multas económicas. Pero lo importante es que los ciudadanos sepan cuidar y prevenir situaciones anómalas y saber qué hacer en caso de ser víctima”.
Agregó Lourdes López Salas que hay demasiado camino por recorrer y Durango ha dado los primeros pasos para ello impartiendo pláticas en escuelas, medios de comunicación (impresos y electrónicos) así como áreas gubernamentales o privadas, para que los usuarios  conozcan, pregunten y sepan ejercer sus derechos. 

Comenta con Facebook