Loading

Rebasa demanda al servicio forense


César Martínez
Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO.-
Ante el aumento en el número de cuerpos sin identificar que llegan a los servicios forenses de los estados, hace falta más personal especializado, una mejor infraestructura y mayor empatía con quienes buscan a sus familiares.
Felipe Takajashi, director del Instituto de Ciencias Forenses (Incifo), del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, consideró que el Estado tiene la obligación de dotar al personal pericial para poder desempeñar en forma correcta el trabajo.
El funcionario encabezó, en coordinación con el Comité Internacional de la Cruz Roja, los trabajos de la octava edición del encuentro nacional de los especialistas en la materia.
“Nosotros hablamos, en este octavo encuentro, de la necesidad de personal en los servicios forenses, que es una situación global, no sólo atañe a las instituciones de procuración y administración de justicia”, explicó.
Planteó, por ejemplo, la necesidad de que las instituciones educativas del país oferten especialidades como la arqueología forense y que las Procuradurías o instituciones a cargo de los servicios forenses mejoren las condiciones de trabajo y sueldo.
“Porque si no suena atractiva la oferta de trabajo, evidentemente tampoco va a interesar entrar a una licenciatura para estudiar 6 años y ganar 15 mil pesos mensuales.
“A nadie le interesaría andar como actualmente hacen muchos médicos y peritos, corriendo de un servicio forense a otro para poder completar la economía quincenal”, argumentó.
Señaló que existen casos como el de Oaxaca, donde sólo hay dos odontólogos para atender todos los casos forenses del estado.
En el Incifo, manifestó, cada que llega un cuerpo sin identificar existe un trabajo en el que participan un dactiloscopista, antropólogo, odontólogo, personal del laboratorio genético, así como de fotografía y video, pese a lo cual envían cada año entre 350 y 400 cuerpos a la fosa común.
Takajashi señaló que uno de los acuerdos a los que llegaron en el Octavo Encuentro Nacional de Servicios Forenses fue usar los mismos protocolos para identificación de cuerpos y en materia de antropología, así como contar con un área de atención a familiares.
El funcionario planteó la necesidad de buscar formas alternas para identificar cuerpos, más allá de la prueba genética, pues ésta resulta muy costosa.

Comenta con Facebook