Loading

Vendió su riñón para comprar un iPhone y ahora no puede caminar

Xiao Wang, es un joven chino que acudió a una clínica clandestina en Human, una de las zonas más pobres de China, en donde le extrajeron un riñón.

En 2011 cuando Wang tenía 17 años, para poder comprar un iPhone 4 y un iPad 2, vendió su órgano para poder comprarlos.

Al vender un riñón a un grupo de hombres recibió 18 millones de dólares, mientras que los compradores obtuvieron 158 millones de dólares por la reventa.

Los padres del joven se percataron de lo sucedido, por lo que avisaron a las autoridades, quienes hace un par de meses lograron detener a los traficantes de órganos; fueron condenados a tres años, mientras que el líder obtuvo cinco años de prisión.

La madre de Wang, comentó a medios locales que con el paso del tiempo la salud de su hijo decayó y ahora se encuentra en una cama sin poder caminar.

Comenta con Facebook