Loading

Vivió con el cadáver de su madre por 3 años

En la localidad de Chodov, ubicado al extremo oeste de la República Checa, cerca de la frontera con Alemania, las autoridades checas encontraron a una mujer de 61 años sin vida.

Pero al analizar el inmueble se percataron que había un cadáver de unos 90 años, en estado momificado; se trataba de la madre de la occisa.

Los elementos de seguridad informaron que la hija convivió por unos tres años con el cadáver de su madre.

Medios checos han señalado que ambas murieron por causas naturales, y piensan que la hija pudo haber cobrado la pensión de su madre los pasados tres años, por ello, no había informado sobre su muerte.

Comenta con Facebook