Loading

El excremento o saliva de tu perro o gato puede generarte cáncer

Pareciera algo común y que no causa nada más allá, sin embargo, según un estudio realizado en Japón, el tener que lidiar con el excremento o saliva de tu perro o gato puede causar cáncer de estómago.

De acuerdo a la explicación, esto a partir de una bacteria que portan estos animales.

Fue precisamente la Universidad de Kitaato en Tokio que llevó a cabo el estudio a fin de dar con las causas principales del cáncer de estómago, el cual, es el segundo padecimiento que ocasiona la muerte en México.

La investigación indica que a través de los besos en la boca de gatos o el contacto constante con las heces de los perros se puede transmitir una bacteria que se encuentra en su organismo y que en los humanos, ocasiona un daño en el tracto digestivo.

Este daño puede ir desde inflamación del estómago, reflujo ácido, dolor abdominal superior e indigestión; sin embargo, en casos severos, se puede desarrollar en algunos tipos de linfomas, cáncer gástrico, hepático y pulmonar.

La bacteria es un patógeno llamado Helicobacter Heilmanni, la cual se puede transmitir mediante la saliva y excremento.

Dicha investigación se realizó a personas ya diagnosticadas con linfoma gástrico, de las cuales 60% dieron positivo en la presencia del patógeno mencionado.

Comenta con Facebook