MINUTO X MINUTO

LA HISTORIA DE HOY...Vive en el pasado

LA HISTORIA DE HOY…Vive en el pasado


Pareciera que el tiempo se detuvo para Don Roberto Salazar, sin embargo, el tiempo poco a poco se lo ha ido acabando, ahora sólo siente cómo pasa el tiempo.
Don Roberto, vive en la colonia Gobernador, una de las zonas más pobres de la capital, lugar hasta donde nos trasladamos para conocer de cerca y de viva voz, su historia.
El ahora mencionado vivía en lugar que acondicionó como cuarto, lugar que al verlo, se hace un nudo en la garganta, es un espacio como de un metro y medio de largo por uno de alto y quizá lo mismo de ancho, por muchos años esa fue su morada.
Sus vecinos desde hace más de 20 años le dan de comer, entre todos le da de poquito, muchos, se han encariñado con él, y es que además nunca les ha dado problemas, no tiene vicios, sin embargo, es ca…muy mala, poco a poco va consumiendo a las personas.
Poco se sabe de él, no tiene familia, al menos no se sabe nada de ella, ha estado sólo desde hace más de 20 años, desde que se fundó la colonia Gobernadores, sus vecinos cuando llegaron ya estaba ahí.
Al paso de los años comenzaron a conocer sobre su actividad, él se dedicaba a la construcción, pero también le hacía la lucha en otras cosas, de a como podía iba saliendo adelante, sin embargo, al paso de los años, el tiempo se lo fue acabando, el tiempo le fue mermado sus facultades físicas.
Cando uno lo escucha hablar, se hace un nudo en la garganta, pareciera que el tiempo se detuvo para Don Roberto Salazar, algo sucedió en su vida, que ahora vive en el pasado.
En este sentido, nos acercamos a él para platicar, con una voz firme, con buena dicción, incluso palabras bien aplicadas, sólo que por momentos fuera de sí, Don Roberto, nos platica que sí tiene familia, que su esposa vive en Durango, pero después del terremoto quedaron aislados, quedaron incomunicados y no ha encontrado la manera de cruzar hacia el lado precisamente de Durango, sin embargo, dice que algún día se volverá reunir con ella.
También nos dice que él tenía su casa propia, su familia, pero que ya no ha podido verla, insiste tener esperanza en volver a verla.
Afirman los vecinos que hace muchos años (cerca de 20), cuando lo conocieron, él traía planos y escrituras de el citad predio, decía que esa zona era de él, incluso le veían escrituras y una serie de documentos importantes; también decía que tenía una bonita casa en la colonia Morga.
También dicen los vecinos que no tiene vicios, pero que ellos están seguros de que se trata de una persona con estudios, y es que en su momento, a la par de los planos, de las escrituras, tenía una excelente manera de escribir, (una letra muy bonita), hacía sumas, restas y multiplicaciones de una manera rápida; insistía que el predio (colonia Gobernadores) era de él, pero también afirman que algo sucedió pues de a poco fue perdiendo por momentos el conocimiento, y es que por momentos no es cuerdo con lo que dice, el tiempo

image

image

se lo ha ido acabando, ahora ya no ve, de ahí que por ello mencionamos líneas arriba, que ahora siente como se pasa el tiempo, y también siente el cobijo de sus vecinos. Una luz ha llegado a su vida.

Mañana, la segunda parte…

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.