Loading

Petroquímica pagó sobornos para financiar a Peña Nieto

Braskem es una compañía petroquímica con sede en São Paulo, uno de sus ex directores Carlos Fadigas, admitió ante la justicia de Brasil que la empresa transfirió sobornos a una empresa que se encuentra ligada a Emilio Lozoya, quien durante la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto fungía como director de Vinculación Internacional, y por ende estaría enterado de los mismos.

Carlos Fadigas revela que su intención de confesar dichos actos el día de hoy es cooperar para esclarecer el caso de corrupción internacional que ha sido dado a conocer como “Lava Jato”.

Los sobornos ascienden hasta 1.5 millones de dólares, que entonces fueron entregados a nombre de Latin America Asia Capital, con sede en las Islas Vírgenes.

Comenta con Facebook