Salvaron la vida de milagro  tras explosión de granada

Salvaron la vida de milagro tras explosión de granada


Tras la explosión de una granada en un poblado de Canatlán, y que dejara un menor sin vida y tres mas heridos, César Augusto Herrera Simental, encargado del área de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital Materno Infantil, dio a conocer que salvaron la vida de milagro, sin embargo, tendrán secuelas permanentes, incluso uno de ellos tendrá que vivir con una esquirla incrustada en el cráneo.

“Tenemos uno aquí en esta área, se llama Juan de Dios, quien tuvo una lesión o lesiones tras la explosión de una granada, hecho en el que lamentablemente un menor perdió la vida; lo más grave es que una esquirla la tenemos en la zona intracraneal, lo que hace que su estado de salud sea delicado y por ello lo tenemos aún en el área de cuidados intensivos, además quiero informarles que por a lesión que presenta no es candidato a realizarse cirugía, por lo que vivirá con ella de manera permanente”, dijo Herrera Simental.

Comentó que se le mantiene con un respirador artificial, sin embargo, su evolución neurológica ha ido evolucionando de manera satisfactoria.

Así mismo, el entrevistado dio a conocer que prácticamente el menor perdió el ojo izquierdo, además de que tendrá secuelas de por vida, por lo que consideró que salvó la vida de milagro, aunado a la participación del equipo multidisciplinario con el que cuenta el Hospital Materno Infantil.

“Sin duda tendrá secuelas importantes de por vida, por lo que solicitamos la valoración del servicio de rehabilitación; el menor en mención tardará varias semanas aún en poder reaccionar, sin embargo, mantenemos la esperanza de que todo vaya saliendo bien”.

Con respecto al otro menor, la evolución ha sido más satisfactoria, puesto que no sufrió lesiones en órganos vitales, aunque el daño que sufrió es irreversible pues con la explosión perdió uno de sus brazos.

Finalmente se informa que ambos quedarán además con serias afectaciones psicológicas.

Luis Pineda