Loading

¡Se enamoró de una mujer igual a su esposa muerta!

Se trata de Jake Coates, de 32 años, quien conoció a Emmy Collett cuando ambos tenían apenas 11 años.
Se enamoraron y a los 13 años él solía llamarla “su pequeña langosta”.
Cuando cumplieron 16, ambos confesaron sus sentimientos y fueron novios por los siguientes tres años, pero la pareja se distanció cuando partieron a la universidad.
Enseguida, en el año 2015 se volvieron a encontrar y reestablecieron una relación vibrante a pesar de que él trabajaba como doctor en Sidney y ella como maestra en Londres.
Lo lamentable vino cuando luego de unas vacaciones en Filipinas, ella recibió la terrible noticia de que padecía cáncer de tiroides.
Coates regresó inmediatamente al Reino Unido para estar a su lado y tan solo unas semanas después le propuso matrimonio. Se casaron en septiembre de 2016.
Tras su muerte en junio de 2017, su afligido esposo anunció sus planes de alquilar un vientre para concebir al bebé con el que ella soñaba utilizando embriones congelados.
El viudo publicó que se había enamorado de la coordinadora de eventos Jenna Shelby, que actualmente lo está acompañando a Islandia para entrenar para su próximo maratón. ¡Y es igual que su difunta esposa!
La foto de Shelby en su cuenta de Instagram, en la que se refiere a su nueva novia como su “precioso pequeño panquecito”.

Comenta con Facebook