MINUTO X MINUTO

El veneno de alacrán de Durango puede ser medicinal


Científicos pertenecientes al Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma (UNAM) encontraron en el veneno del alacrán de Durango una molécula bactericida y citotóxica contra bacterias y células eucariontes.

Según detallan, esta molécula pudiera ser utilizada como medicamento o antibiótico.

El doctor Lourival Domingos Possani Postay, investigador del instituto, asegura que el alacrán tiene unos péptidos que funcionan como antibiótico, que impiden el desarrollo de ciertas “colonias o bacteria” de microorganismos dañinos para el humano.

Los péptidos descubiertos no son tóxicos, el alacrán los usa para defenderse de bacterias y microorganismos que viven en el suelo.