MINUTO X MINUTO

Alerta morosidad



CIUDAD DE MÉXICO.- El incremento en los precios de los últimos meses y las mayores tasas de interés han ocasionado que los hogares se atrasen en el pago de sus créditos bancarios.
Tarjetas de crédito, así como créditos personales y de nómina tienen mayor morosidad, según estadísticas de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).
A noviembre de 2017, el 16.12 por ciento del crédito otorgado vía tarjetas bancarias tenía un atraso o estaba en mora, frente al 14.86 por ciento de hace un año.
Se trata de la morosidad más alta reportada desde noviembre de 2015 y equivale a unos 63 mil 510 millones de pesos.
Después de tres meses de atraso, una deuda de tarjeta entra a cartera vencida y luego de intentos del banco por cobrarla, puede ser trasladada a empresas de cobranza.
Arturo Sánchez, analista de bancos de Standard and Poor’s, atribuyó la situación a que las familias enfrentan tasas de interés más altas, resultado de los ajustes que ha hecho Banco de México en la tasa de referencia.
La tasa de fondeo que establece Banxico pasó de 5.75 por ciento de enero de 2017 a 7.25 por ciento actual y eso mueve las tasas de las tarjetas y otros créditos bancarios.
Sánchez explicó que, invariablemente, si comienza a observarse una tendencia al alza en las tasas de referencia, la gente empieza a pagar sólo los mínimos de sus tarjetas.
“Consideramos que quizá hasta ahora estamos viendo el efecto que ha tenido el alza en la tasa de referencia. Ha sido bastante considerable”, mencionó.
En el caso de los créditos personales, esos que se ofrecen principalmente vía cajeros o en invitaciones a clientes de banca, en noviembre 14.22 por ciento estaba en morosidad, contra 12.83 por ciento de un año antes.
Por su parte, la morosidad en crédito de nómina se ubicó en 12.2 por ciento, contra 11.64 por ciento de noviembre de 2016.
El especialista advirtió que los atrasos en los pagos pueden crecer en los próximos meses.
“En tarjetas de crédito nuestra expectativa es que quizá haya un ligero deterioro adicional porque no se ha estabilizado el nivel inflacionario en el País, por lo que no se espera que la tasa de interés de referencia comience a bajar”, advirtió Sánchez.
Para Felipe Carvallo, analista de bancos de Moody’s, la mayor inflación también ha dificultado a las familias pagar sus deudas.
Alertó que hay familias que tomaron créditos personales y de nómina para su pago de tarjetas.
Agregó que también preocupa que los proyectos de inversión de las familias, por ejemplo, la compra de casas, sean aplazadas por la volatilidad que generan las elecciones y la renegociación del TLC.