MINUTO X MINUTO

Arrastran Estados corrupción y deuda



CIUDAD DE MÉXICO.- Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Quintana Roo comparten el haber tenido Gobernadores priistas acusados de corrupción y las deudas públicas más altas por habitante.
Chihuahua está a la cabeza de este comparativo con una deuda de 12 mil 525 pesos per cápita, según datos del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) y de la Secretaría de Hacienda.
Le sigue Coahuila, con una deuda per cápita de 11 mil 974 pesos, Nuevo León, con 11 mil 806 pesos y Quintana Roo, con 11 mil 692 pesos.
Las deudas totales de estas cuatro entidades representan más del 80 por ciento de sus ingresos totales.
Kristóbal Meléndez, investigador del CIEP, recordó que antes de que entrara en vigor la Ley de Disciplina Financiera, en 2016, los Gobiernos estatales establecían su gasto sin importar si era sostenible y cubrían los faltantes con deuda.
En Chihuahua, durante la gestión de César Duarte, de quien la PGR solicitará su extradición acusado de desvío de recursos, el endeudamiento casi se triplicó de septiembre de 2010 al mismo mes de 2016.
Acumuló 47 mil 808 millones de pesos, según datos de Hacienda.
En Coahuila, la deuda subió con las Administraciones de los hermanos Moreira. Pero el crecimiento explosivo fue con Humberto, quien ha sido acusado de lavado de dinero, vínculos con el crimen organizado y falsificación de documentos para obtener financiamiento.
La deuda que dejó el también ex dirigente nacional del PRI llegó a 36 mil 509 millones de pesos al cierre de 2011, cuando en diciembre de 2005, antes de asumir el cargo, era de 323.2 millones, un incremento de casi 87 veces en términos reales.
En Nuevo León, la deuda creció 87 por ciento real, en el Gobierno del también priista Rodrigo Medina, al pasar de 27 mil 70 millones de pesos en septiembre de 2009, un mes antes de iniciar su administración, a 63 mil 028 millones al término de la misma, en 2015.
El ex Gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, detenido por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, contribuyó a que la deuda se incrementara 75 por ciento en su Gobierno, y rebasara los 22 mil millones de pesos.