MINUTO X MINUTO

Festeja presidente apertura del PRI



PRI seguirá siendo protagonista de la transformación del país: Peña

Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO.-
Al abrirse a la sociedad, eliminando candados a externos, el PRI está listo para enfrentar el 2018, aseguró ayer el Presidente Enrique Peña Nieto.
Frente a algunos de los aspirantes a sucederlo, el Mandatario aseguró que el PRI está listo para la batalla electoral del próximo año, en la cual, consideró, su partido es el único que “puede dar la cara” para pedir el voto ciudadano.
“De ahí la importancia de la actualización de nuestros estatutos, que nos abre a la sociedad y nos acerca a los ciudadanos, a quienes nos debemos en todo tiempo.
“También consolida al PRI como mejor plataforma para que militantes y simpatizantes puedan servir a su comunidad, a México. Los cambios que hemos aprobado nos ponen al día, nos fortalecen ante los retos electorales que habremos de asumir”, aseguró.
Corrupción e impunidad
El Mandatario destacó los nuevos mecanismos para frenar actos de corrupción de militantes, y reconoció que algunos casos de ilegalidad de miembros del partido –sin mencionar los nombres de ex Gobernadores– dieron pie para que otros denostaran al PRI.
“Quienes han traicionado la confianza de la gente y nuestro partido deberán enfrentar las consecuencias de sus actos y así está sucediendo.
“Hemos actuado sin contemplaciones ante quienes han violado la ley”, presumió.
Sin embargo, afirmó, la tarea sigue siendo atacar la impunidad.
Para Peña, mientras su partido asume con valor y visión un mejor futuro para México, otros pretenden regresar al pasado, pues le apuestan al caudillismo y a la división entre los mexicanos.
“Mientras el PRI confirma su capacidad para dar resultados, otros, por su falta de experiencia y sus conocidos fracasos de gobierno, disimulan su impericia con estridencias e incongruencias”, señaló.
Ataviado con una chamarra roja, frente a 15 mil priistas reunidos en el Palacio de los Deportes, el Presidente añadió que el tricolor no se intimida ante los retos porque es un partido audaz, y resuelto a mantener las convicciones como fortalezas.
En la contienda del próximo año, indicó, los priistas están llamados a defender las instituciones y a consolidar la unidad y estabilidad del País.
Rumbo a la sucesión presidencial, reconoció, el PRI ha asumido costos de la transformación de México.
En 2018, continuó, estarán en juego distintos futuros para México, uno de progreso que ofrece el PRI y otro de franco retroceso.