Loading

¿Eres adicta al ejercicio?

stk62588cor
¿NO HACER EJERCICIO ARRUINA TU DÍA?
Está bien que te haya nefasteado el hecho de saltarte tu clase de pilates, pero si sientes síntomas de rehabilitación, es porque hay una adicción de por medio. Por ejemplo, hay personas que se agitan y sufren de ansiedad si no hacen ejercicio todos los días… y ahí hay un problema. Digo, es normal que el ejercicio te ponga de buen humor, alivie el estrés y te dé el doble de energía, pero si la falta de hacerlo te pone de MUY mal humor, afecta tu vida diaria.

¿TODOS TUS AMIGOS SON ‘FIT’?
Cuando tienes una adicción al ejercicio, todo gira alrededor de él. Esto incluye tus temas de conversación y con quienes convives. Y entre más crezca esa adicción, tu grupo de amigos se vuelve más reducido. A pesar de que anteriormente hablabas con tus amigas de música, chicos, películas y series, ahora sólo puedes pensar y conversar de tu rutina de ejercicio.

¿TE DA MIEDO SUBIR DE PESO?
En el campo de investigación de la adicción al ejercicio, los expertos necesitan diferenciar entre la adicción primaria, donde está en el ejercicio misma, y la secundaria, donde los individuos hacen ejercicio por culpa de un desorden alimenticio o un problema de imagen. Si tu motivación es controlar o cambiar tu peso, estás en riesgo de desarrollar una adicción.

¿PLANEAS TU VIDA ALREDEDOR DE TU RUTINA DE EJERCICIO?
No está mal que debas agendar tu rutina, especialmente si tienes una vida muy ocupada, pero cuando planeas tus vacaciones por culpa del ejercicio, te saltas juntas de trabajo o cambios profesionales, es porque definitivamente lo estás llevando a otro nivel.

Y yo sé que muchos preferirían ser adictos al ejercicio que odiarlo completamente, pero recuerda, todo en exceso es malo, y a largo plazo podría interferir con tu vida cotidiana.

Comenta con Facebook