MINUTO X MINUTO

Jaquelina y Ricardo celebran compromiso matrimonial



La Primera Escuela de Arpa Tradicional es un Centro de Instrucción Artística incorporado al ICED, creado con el propósito de recuperar o reactivar el arpa tradicional o popular e insertarla de nuevo en el ámbito artístico-cultural de Durango, acercándose con la mayor aproximación a sus características interpretativas que la distinguieron en la región, con el objetivo de preservar y recrear aspectos de nuestra identidad cultural, ya que en Durango, el arpa tradicional de escala diatónica, fue un instrumento que figuró como parte central de la música popular a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. [De los antecedentes más remotos que se tienen registrados en Durango referente a este instrumento, lo consignó el músico Alberto M. Alvarado en el periódico literario musical “La Lira” publicada en 1938 por la Sociedad Mutualista de Filarmónicos de Durango, señalando al respecto: “Desde el año de 1863 en que llegó a Durango el Prof. Dámaso Uriza, primer arpista que se conocía en la antigua Guadiana, (…) con su nuevo instrumento, (…) comenzó una era de relativo progreso artístico musical para Durango, pues comenzaron a formarse conjuntos…”].

Este Centro basa su trabajo en el diseño y aplicación de programas y proyectos que contribuyen a una enseñanza artística de calidad y una difusión con impacto socio cultural, haciendo énfasis en la innovación artística al conocer, aprender y fusionar diferentes estilos y técnicas de ejecución desarrollados en otros países y regiones de México que son potencia artística en el arpa tradicional, y generar una nueva propuesta artística en la disciplina de la música a nivel local.

La Primera Escuela de Arpa Tradicional de Durango desarrolla sus actividades bajo el modelo de Casa-Escuela o Casa-Centro, apoyándose en tres áreas con funciones específicas, diseñadas para el logro de su propósito:

Dirección, que principalmente se aboca a la gestión. 


Departamento Técnico, que coordina lo relacionado a la parte de enseñanza, promoción y difusión, integrando en esta área la parte de Instrucción Artística. 


Departamento Administrativo, que atiende todo lo relacionado al uso eficiente de los recursos. 


Algunos de los programas y proyectos, como son el Programa Anual de Estadías Arpísticas y el Festival Latinoamericano de Arpa, son respaldados de manera parcial por una Asociación Civil donataria autorizada que le permite mayores opciones de gestión de recursos, potencializando los resultados.

La Primera Escuela de Arpa Tradicional de Durango se fundó en el año 2005 como un proyecto cultural independiente y en el año 2009 es incorporada a la estructura de Centros del Instituto de Cultura del Estado de Durango (Ley de Cultura para el Estado de Durango, Capitulo II, De la Estructura del Instituto), con el fin de fomentar el tema relacionado con el arpa de la región, específicamente fortaleciendo los siguientes cuatro aspectos que atiende dicho Centro, esto como aporte a los programas de desarrollo artístico y cultural que promueve el Instituto de Cultura del Estado de Durango:

Enseñanza Artística: A través de Cursos-Taller ordinarios y extraordinarios, y con el diseño de programas que permitan intercambios culturales internacionales para el desarrollo artístico de los nuevos valores locales. 


Difusión Cultural: Mediante el diseño y realización de Festivales y Conciertos con un formato de participación incluyente y diverso que genere a corto plazo la formación de público y fortalezca la preservación y recreación de nuestra identidad cultural.

Investigación: Generando trabajos de investigación documental o compilación de datos referentes a la cultura musical del arpa local como aportaciones informativas al alcance del público. 


Construcción de Arpas: Mediante el desarrollo de talleres periódicos de laudería que permitan la producción económica de nuevas arpas tradicionales de la región con el fin de ponerlas al alcance de los alumnos o público interesado. 


La Primera Escuela de Arpa Tradicional de Durango, actualmente ubicada en calle Coronado 1229 pte., entre Costa y Fénix, en la zona centro de la ciudad de Durango, ha sido considerada en administraciones anteriores como un pequeño centro artístico que se ha derivado de una propuesta aislada o individual, lo que ha limitado su desarrollo como Centro. Actualmente se empeña en obtener un lugar dentro de la lista de Centros Artísticos del ICED con acceso a programas de equipamiento y mantenimiento, así como el financiamiento de sus proyectos.

Enrique Escajeda González
Gestor Cultural
arpaquique@hotmail.com