Loading

La importancia de la diversión

valor-diversion-1

Nuestra Gente

¿Cuándo piensas en divertirte, en qué piensas?
¿Cuánto tiempo de la semana, lo dedicas a divertirte o a hacer actividades que realmente disfrutas?

Según el diccionario, diversión es una actividad que produce placer y distrae de las preocupaciones y el aburrimiento.
Sin embargo no todo lo que nos ayuda a no pensar en nuestros problemas es divertido, porque no todo nos produce alegría.

Trabajar cómo locos, por ejemplo, nos puede ayudar a no pensar en los problemas familiares, pero no nos divierte, ni nos ayuda a resolverlos.

Así como nuestro cuerpo necesita dormir y descansar para recuperarse y funcionar adecuadamente, necesitamos divertirnos para recuperarnos del desgaste emocional y psicológico y aumentar nuestra salud y bienestar general.

Además, está comprobado científicamente, que la risa, producto de la diversión:
• Mejora la respiración y circulación,
• fortalece nuestro sistema inmunológico,
• libera endorfinas que disminuyen o eliminan el dolor y producen una sensación de bienestar general,
• reduce la tensión y ansiedad,
• mejora nuestras relaciones,
• nos permite desarrollar una actitud positiva ante la vida,
• nos da mayor claridad, para buscar las soluciones adecuadas a nuestros problemas,
• favorece nuestra autoestima,
• etc.

¿POR QUÉ DEJAMOS DE DIVERTIRNOS?

Es triste darnos cuenta, de que cada vez se vuelve más difícil divertirse.

Esto se debe, en parte, a las grandes presiones y múltiples actividades que tenemos.
Casi no nos queda tiempo para divertirnos y cuando lo tenemos, estamos muy cansados.

Creemos, equivocadamente, que la única y mejor forma de descansar es acostarnos, ver televisión, etc.
Este tipo de actividades, sí nos ayuda a descansar físicamente, pero no elimina o disminuye el cansancio provocado por el estrés, las preocupaciones, los problemas, etc.
Para este tipo de cansancio, lo mejor es divertirnos.

¿Cuántas de las actividades que haces para divertirte o para llenar tu tiempo libre, realmente te divierten?

Cada persona se divierte de una manera diferente, de acuerdo a su forma de ser, valores, sentimientos, pensamientos y experiencias previas.
Lo que puede ser muy divertido para una persona, puede ser muy aburrido para otra.

Hay quien se divierte con actividades que puede hacer estando solo y hay personas que necesitan a otras personas para divertirse.
Algunos prefieren actividades que requieren mucho esfuerzo o fuerza física y otros buscan actividades más tranquilas.
Lo importante, es encontrar qué es lo que te divierte a ti.

¿QUÉ HACER?
Todos tenemos la capacidad para divertirnos, porque todos hemos sido niños.

En los niños pequeños, jugar, reír, disfrutar y divertirse, es parte natural de su forma de ser.
Por lo tanto, podemos recuperar o fortalecer dicha capacidad.

Lo primero que tenemos que hacer, es romper con nuestra rutina.
Reconocer la importancia de la risa y la diversión y estar dispuestos a dedicarle un tiempo específico.

Olvidarnos de “algún día me gustaría…” o “yo siempre quise…” y actuar.
No esperar que el momento indicado o la actividad o persona relacionada con nuestra diversión, llegue mágicamente a nuestra puerta.
Si nuestra actitud es pasiva, de espera, pocas veces vamos a lograr lo que deseamos.

Nuestro punto de partida somos nosotros mismos.
Necesitamos conocernos, vernos a nosotros mismos en estos momentos, no a la imagen formada en el pasado, para saber qué nos gusta y qué no.
Qué nos causa placer y alegría y qué nos molesta o nos deja indiferentes.
A nosotros, no a los demás.

Y sobre todo, debemos respetar esos gustos, sin compararnos con otras personas.

Comenta con Facebook