Loading

El valor de fijar metas


En la escuela y en la vida siempre hay retos, por lo que pedagogos recomiendan plantear actividades desafiantes desde temprana edad para que los niños aprendan a reflexionar y a plantearse objetivos.

Para la especialista en conducta infantil Daniela Torres, enfocar de manera adecuada lo anterior favorece varios ámbitos, lo mismo lo relativo a la resolución de conflictos que el autoestima y la confianza de los infantes.

“Mejoran sus capacidades de comunicación y habilidades sociales, además de que refuerzan las enseñanzas escolares y, como individuos en crecimiento, es una manera de autoconocerte”, menciona.

Además, fijar metas no debe ser sólo una táctica de reforzamiento en áreas complejas para los niños, pues también es una excelente opción para fortalecer y perfeccionar los conocimientos que ya se adquirieron.

“Los niños tienen su propio estilo de aprendizaje. Los retos deben de tener un objetivo general, cuando éste es demasiado difícil, causa estrés y si es muy fácil provoca aburrimiento. Por ello, plantearlos de acuerdo al nivel de desarrollo provoca mayor aprendizaje”.

Al respecto, la pedagoga Erika Acosta profundiza en la importancia de ajustar las metas acorde a cada edad.

Para preescolar aconseja retos personales que los motivan a ser más independientes, como vestirse o lavarse los dientes. Y, conforme van creciendo, éstos se deben combinar con objetivos académicos más intensos, como aprender a tocar un instrumento musical.

“Un niño pequeño no entiende la noción del tiempo, por eso son mejores los retos cortos así ve los resultados en corto tiempo y se dé cuenta de lo que hizo para obtenerlos, leer es ideal para los menores y, para niños más grandes, historias más extensas”.

Por otra parte, Acosta enfatiza el rol que juegan los adultos en este tipo de medidas.

“Los papás tienen una parte fundamental: explicarles a los hijos la finalidad de los desafíos, hacer la relación entre lo que se quiere lograr y la manera de cumplirlo, y reconocer en la vida cotidiana los conceptos aprendidos en la escuela para que noten su funcionalidad”.

En ese tema, Torres sugiere dar un apoyo gradual: primero muy frecuente y luego menos, para fomentar su independencia.

Comenta con Facebook