Loading

¡Vivan México y su cocina!

vivan-enchiladasMoles de diferentes colores, enchiladas, tamales, champurrado, chiles en nogada, pipián, sopes o gorditas, pozole y birria, así como atole de maíz, tostadas, menudo y aguas frescas, son algunos de los antojitos que puedes preparar la noche del 15 de septiembre para engalanar la mesa en esta fiesta nacional.
Pero esta celebración, así como se conoce en México, tiene escasos 96 años que se efectúa, pues fue hasta 1910 que Porfirio Díaz instituyó la primera fiesta del Grito de Independencia.
“En los años siguientes a 1810 no hubo una celebración sobre la fecha del 15 de septiembre, debido a los cambios políticos y sociales que atravesó el País.
“Fue hasta 100 años después cuando Porfirio Díaz hizo una fiesta muy glamourosa que duró varios días, para conmemorar la Independencia de México, y de ahí en adelante se mantiene esta costumbre hasta como se conoce hoy en día”, señala Emigdio Rodríguez, chef en el Museo de Arte Contemporáneo.
En esa primera fiesta de Independencia, Sylvain Daumont, cocinero de los grandes banquetes del Palacio Nacional y de la familia Díaz, al igual que Máxime, chef propietario del restaurante de Chapultepec, ofrecieron un banquete que, lógicamente, no estaba basado en comida mexicana, pero que con el paso de los años cambió a preparaciones tradicionales de distintas regiones del País, explica Rodríguez.
“Actualmente, las mesas del 15 de septiembre son un buffet de platos mexicanos, dependiendo de la región en donde se celebre este día. Por ejemplo, en el sur del País encontramos panuchos, cochinita pibil y xtabentú (licor); en el centro podemos saborear tortas ahogadas, birria y pozole; y en el norte no falta la carne asada, los empalmes y el asado de puerco”.
Los tragos con sabor a festejo también se unen a la celebración, pues en el norte del País es clásico celebrar con cerveza, licores frutales, sotol, vino, damiana, champurrado o chocolate. En la región central predominan tequilas, atoles, tesgüino, toritos y aguas de frutas, mientras que al sur de México las comidas se acompañan con aguamiel, atole de granillo y tepache, principalmente.
Es así como las mesas para festejar el 15 de septiembre se ven muy surtidas, aunque quizá la gente no se sirva en grandes porciones, sino que coma de todo, un poco, para probar la mayor parte de los antojitos.

Comenta con Facebook