MINUTO X MINUTO

19 de septiembre, el recuento de los daños


Es inevitable dejar de pensar la difícil situación por la que atraviesan millones de personas de este país a raíz de los sismos que se han presentado en este mes de septiembre, el más impactante aunque igual de devastador que los otros, el del día 19 de febrero, fecha en la que se conmemoraba con diversos actos el ocurrido hace 32 años, esto a partir de las 7:19, fecha inolvidable para muchos de los sobrevivientes, sin embargo por la tarde la pesadilla se repetía ante la incredulidad de un pueblo que de nueva cuenta se organizó sin esperar que las autoridades lo hicieran y empezaron con las labores de rescate, aunque hay que decir que a diferencia del 85, en esta ocasión las diversas dependencias de rescate se aplicaron a lo suyo, encabezadas por Protección Civil, instancia que nació precisamente del temblor de aquel año.
Por fortuna, a 32 años del anterior temblor, el gobierno de este país, mucho se criticó en su momento la reacción tan lenta del entonces presidente Miguel de la Madrid Hurtado ante el desastre, algo que por ningún motivo debería de suceder, tomando en cuenta que las primeras horas son vitales para rescatar al mayor número de personas, en la era de las telecomunicaciones, las redes sociales y la telefonía celular fueron fundamentales para un actuar aún más rápido, no pasó ni un minuto después de la terrible sacudida cuando ya los mensajes, audios y videos daban cuenta de la magnitud de la emergencia y de la necesidad de la intervención de todo aquel que estuviera en condiciones de hacerlo, la información dio vuelta al mundo entero y la solidaridad se dejó sentir al instante, equipos de rescate de todas partes del mundo se aprestaron a viajar a México para aportar su granito de arena en el rescate, sin menospreciar por su puesto a las corporaciones y grupos de rescate en este país, quienes fueron los primeros en intervenir, apoyados de un mundo de voluntarios dispuestos a todo.
Otra de las diferencias entre 1985 y el 2017 es el incremento de los delitos, la forma en la que se cometen los asaltos, los robos y algunos otros ataques también han evolucionado, contrario a lo que pudiera pensarse, ni en estos momentos de desgracia para el pueblo mexicano estos desalmados han dejado de operar, en tiempos en los que buscan cualquier descuido u oportunidad para actuar se han aprovechado para la rapiña, para asaltar a los ciudadanos que han bajado la guardia, para robar inclusive la ayuda que se está recolectando proveniente de todo el país y de muchos países vecinos, increíblemente hay quien ha aprovechado algún uniforme de los rescatistas para cometer sus fechorías, algo realmente triste en un momento al que agregarle mas dolor es no tener madre.
A quien no le ha ido nada bien en esta contingencia es a la clase política, los ciudadanos inconformes con el gobierno y con los políticos han aprovechado cualquier situación para descargar su furia en su contra, videos y fotografías de sus actividades públicas y privadas han sido utilizadas para hacer escarnio de ellos, sin importar colores ni filiación partidista, se les ha visto en bailes, en bares, ayudando, llevando donativos o en algunas otras actividades que sea para bien o para mal servirán para que los ciudadanos les recuerden que la molestia en su contra es mucha y depende de ellos si esta se incrementa todavía aún más.