Loading

1974.- “Aspiro a ser el coordinador de los esfuerzos de todos los duranguenses” Héctor Mayagoitia (Onceava parte)

La anterior frase fue un matiz de humildad y sencillez que le cayó bien a los duranguenses, “Más que ser un gobernador, aspiro a ser el coordinador de todos los esfuerzos de ustedes”. La investidura de Gobernador de Durango, no la aplicó pues como una figura de poder y autoritarismo, “Soy un duranguense más que se suma a ustedes al servicio de Durango, en el gobierno todos caben”, decía. Y así conformó su gabinete de gobierno.
Los principales colaboradores que se dieron a conocer ese mismo día a la opinión pública, fueron primero: Maximiliano Silerio Esparza quien acababa de concluir su período como Presidente Municipal de la Capital del estado, en la Secretaría General de Gobierno; el Rector de la UJED, Carlos Galindo Martínez, como Procurador General de Justicia; Gustavo Domínguez Sánchez, a la Oficialía Mayor de Gobierno y un respetado líder nato del sector privado, Don Eduardo León de la Peña Lares como Tesorero General del Estado.
También, el lagunero y recién egresado de le escuela de Derecho, José Miguel Castro Carrillo, fue designado como secretario particular y, de manera destacada, por el lustre que le dio a esa administración, se cita al respetado maestro Enrique W. Sánchez como titular en materia de educación del gobierno del estado, esta un respetado líder moral del SNTE.
El reconocido y respetado Arquitecto Benito García Ugarte, como titular de Obras Públicas, quien ya había fungido al frente de ese dependencia en el gobierno de Enrique Torres Sánchez, llevando como su segundo de abordo al eficiente Arq. Guillermo Gutiérrez, quien gozaba desde entonces, de una gran reputación y de una conocida cercanía con la jerarquía católica de la entidad, específicamente, con el otrora Arzobispo Antonio López Aviña.
También formaron parte del equipo del Gobernador Mayagoitia, el ex alcalde de Durango Gonzalo Salas Rodríguez, que fue designado presidente del Consejo de Planeación y Urbanización, José Durán Valenzuela al frente de la extinta Policía Judicial del estado, Wifrano Torres Sanmartín, hombre sumamente hábil y con muchas relaciones, como Jefe de Prensa del Gobierno del Estado. Al admirado Maestro universitario Miguel Guerrero Román, como Magistrado presidente del Poder Judicial.
El Cap. Vicente Zuno Arce como Director de Agricultura y Ganadería, por otra parte, el ex presidente del CDE del PRI Andrés Arreola Díaz y otrora poderoso secretario particular del ex gobernador Enrique Dupré Ceniceros, fue designado Director del DIF estatal; Enrique Rodríguez Nájera como Director de Telesecundarias y Herminio Ayala Luna se desempeñó como director de Egresos y Juan Ángel Chávez como asesor en distintas áreas. Entre otros.
Máximo Netzahualcóyotl Gámiz Parral, empezaba a despachar como alcalde de la capital. Carlos Herrera Araluce, en Gómez Palacio. Ángel Sergio Guerrero Mier como presidente del PRI estatal y Leodegario Soto a la Dirección de Tránsito. Cesar Guillermo Meraz Estrada era el inminente líder de la CNC en Durango, de no haberse atravesado una bala que cegó su existencia. Las principales corrientes políticas, habían sido incluidas. Otro personaje duranguense, Agustín Ruiz Soto, fue designado representante del gobierno estatal en la Ciudad de México.
Una peña de las figuras más destacadas de aquellos años era esa veintena de duranguenses. Ningún fuereño. Los mejores hombres. Con nombre e historia personal cada uno.

Continuará…

Comenta con Facebook