Loading

A la espera del resultado de las auditorias de la pasada administración

Mientras son peras o son manzanas en otro de los casos “espinosos” que existen en la agenda diaria de los nuevos funcionarios de la administración estatal, el gobernador del estado José Aispuro Torres gestionó ante el secretario de Salud, José Narro Céspedes, la entrega de vales de medicamentos que no se tengan en existencia en el sector salud, esto debido al desabasto que se originó debido a la falta de pago a varias empresas farmacéuticas, monto que supuestamente alcanza los 400 millones de pesos.
Esta denuncia se viene a sumar a las que se han hecho en dependencias como la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, en donde se asegura que hay un sinnúmero de obras realizadas sin las especificaciones correspondientes debido al “ahorro” de los recursos que se hicieron, sin que hasta el momento se conozca el paradero de este dinero, misma situación de la Secretaría de Desarrollo Social, en donde también se hicieron una serie de señalamientos en torno a la falta de licitaciones y asignaciones poco claras a las empresas encargadas de elaborar los uniformes escolares.
De la presunta “mega deuda” tampoco se ha dicho ya mucho, hay otros temas que a últimas fechas han ocupado el interés ciudadano, uno de estos el anuncio que se hizo por parte del gobernador del estado en cuanto a lo que será el cambio de placas, aunque aclaró que no se cobrará la tenencia, tal como algunos funcionarios lo sugirieron de una manera velada por las dificultades que se dice, tiene la administración estatal para hacer frente a los compromisos de fin de año, pero no solo se piensa en eso, también en el anuncio que se ha hecho de lo que será la disminución del presupuesto para el estado de Durango en el 2017.
Respecto al “desfile” de secretarios y de algunos directores denunciando irregularidades administrativas, la titular de la Contraloría, Rosario Castro Lozano no dice mucho, ella se desmarcó de proporcionar cualquier información que sea de su conocimiento, en una entrevista dejó muy en claro que ella se limitará a recibir la documentación que se le haga llegar para su revisión y que si algún funcionario de los que han estado haciendo señalamientos quiere interponer una denuncia, que lo haga.
Ante las voces que ya empiezan a levantar algo de presión hacia el gobernador del estado por el tema de las auditorias y de los presuntos malos manejos de los recursos públicos, hay que recordar que apenas el pasado viernes concluyó el plazo de 30 días hábiles para que los titulares de las dependencias entregaran la documentación correspondiente del estado en el que se encontró su Secretaría o su Dirección, ahora el proceso toma otro rumbo y serán otros los funcionarios que determinen si se hizo un mal uso de los recursos públicos o se pasa a lo que sigue, en este caso el trabajo y las acciones que se propusieron en la campaña y que ahora están obligados a realizar.

Algo más…
Uno de los personajes más conocidos en esta capital es sin duda el Ingeniero Javier Reyes Ortiz, uno de los fundadores alla por el año de 1993 de la Organización para la Protección del Patrimonio Familiar, la Onappafa, que debido a problemas por la propiedad de las siglas decidió refundar su organización ahora bajo las siglas ONCE, Organización Nacional de Ciudadanos Emprendedores, sin embargo el objetivo sigue siendo el mismo, ayudar a los propietarios de unidades de procedencia extranjera a regularizarlas, tal como lo ha hecho de ese tiempo a la fecha en más de una ocasión, ahora para beneplácito de sus agremiados ha gestionado un seguro de daños a terceros a un precio bastante accesible, menos de mil pesos anuales para contar con un seguro que en caso de accidente cubre la cantidad de 250 mil pesos y en caso de alguna perdida de vida, por un millón 300 mil pesos, lo cual demuestra que el Ingeniero sigue procurando verdaderamente la protección del patrimonio de las familias duranguenses.

Comenta con Facebook