Loading

A veces hay que dar un pasito para atrás, para tomar impulso, no para retroceder

Quienes seguimos diariamente el acontecer político y social de nuestra entidad, nunca había presenciado la declaración de un gobernante denunciando el hostigamiento de una administración municipal en contra de la sociedad y, advertir, que se utilizarán todos los instrumentos del Estado, para defender a ese sector de la sociedad atacada por quien debería estar defendiéndola.
Ayer, 20 de febrero de 2018, observé a un José Rosas Aispuro verdaderamente molesto y decidido a enfrentar al alcalde José Ramón Enríquez, quien encabeza la administración del gobierno municipal de Durango, capital. El mensaje pronunciado ayer por el mandatario estatal, los desmenuzaremos para que entendamos el grado de conflicto que estamos viviendo en nuestra ciudad capital:
1.- El mandatario estatal comienza el diálogo con los reporteros con un primer mensaje de advertencia y pintando su raya.
“…los empresarios de Durango tienen todo mi apoyo como lo tienen todos los actores de la vida económica, social y política de Durango”. El gobernador Aispuro no trata, como regularmente lo hace, de envolver sus declaraciones en la civilidad política. Lo advierte claro y directo.
2.- El gobierno municipal ha violentado los derechos de la ciudadanía.
“En Durango, tiene que haber respeto a los derechos de cada uno de los gremios y en este caso hago un llamado al Ayuntamiento de Durango, para que se conduzca con respeto siempre a la ley, porque el hostigamiento a los empresarios no es la solución a los problemas que enfrentamos”.
3.- La unidad, reclama el Gobernador, se debe practicar con hechos, no en el discurso.
“Hoy, Durango requiere de la unidad. Unidad, no de las palabras, sino en los hechos. Hoy Durango requiere de la suma de esfuerzos, por eso, apoyaré a los empresarios, porque quienes generan los empleos son los empresarios, no es el gobierno. El gobierno tiene que ser el que facilite y lo que ha hecho mi gobierno es ser un facilitador para la inversión y que esta inversión se traduzca en empleos, como los que hemos generado pero conscientes de que falta mucho por hacer en esta materia”.
4.- Utilizaré la fuerza del Estado, para defender a los empresarios, advierte.
“Así es que mi respaldo a los empresarios. Decirles que no están solos. Vamos a buscar por todos los medios legales y con toda la fuerza que tiene el estado, para que se respeten sus derechos.
5.- Insiste el mandatario en que hay el ánimo de confrontar y hostigar, de parte del gobierno de la capital, a los empresarios.
“Creo que ha habido un claro hostigamiento por parte del Ayuntamiento y eso, no ayuda a nadie. Eso lo que hace es confrontar y hoy, en Durango, lo que requerimos es trabajar con armonía. Indudablemente que cuando hay hostigamientos las inversiones se van a otros lados”.
6.- La autoridad siempre debe de actuar dentro del marco de la ley.
“Los políticos somos los más obligados a hacer lo que la ley estrictamente nos faculta y los particulares, el resto de la población, pueden hacer todo aquello que la ley no les prohíba, entonces, me parece que los políticos siempre debemos actuar dentro de la ley para generar confianza”.
7.- El ejercicio diario de toda autoridad es buscar los equilibrios entre todos los grupos de interés que conforman la sociedad.
“Somos los más obligados a buscar cómo salvaguardar los intereses de todos, no los intereses de unos cuantos y aquí, yo estoy defendiendo el interés de un sector que coadyuva al desarrollo económico del estado y que esos empleos son los que permiten que muchas familias estén teniendo la oportunidad de salir adelante”.
8.- El mandatario estatal se ofrece como intermediario.
Hablaré con las autoridades que sean necesarias para buscar y encontrar los puntos de equilibrios y que realmente nos conduzcamos con esa mesura y ese respeto, porque hoy lo que Durango requiere es eso, respeto. La sociedad quiere ver a los políticos no en la confrontación; los quiere ver dando respuestas a las demandas de la sociedad y aquí es muy claro que hay un sector de la sociedad que se siente perseguido, que se siente hostigado y eso es lo que no debemos de permitir.
Hasta aquí el duro mensaje del Gobernador.
La reflexión final sería ¿Por qué se llegó hasta este punto de quiebre? ¿Cuáles son las razones para que los empresarios se manifestaron ayer contra el gobierno municipal, una vez que el tema del Hampton Inn había sido resuelto? Ahora, por qué la política de silencio adoptada ayer por la presidencia municipal, después de las declaraciones de los empresarios y el Gobernador?
¿Cuál será la propuesta del presidente municipal, José Ramón Enríquez?
Apelamos a su inteligencia, a su colmillo político, para bajar lo más rápido posible, este conflicto que se le fue de las manos.
A veces, hay que dar un pasito para atrás, no para retroceder, sino para tomar impulso.
Por el bien de Durango.

Comenta con Facebook