Loading

Acción Nacional, envuelto en la guerra sucia y las rupturas

Dos elementos fundamentales que todo partido en campaña debe conservar y fomentar entre su militancia y las corrientes que lo integran son: la unidad, la cohesión en terno a su objetivo inmediato que es la toma del poder, y dos, enviar a su militancia, pero lo más importante, a la ciudadanía, a los indecisos, claros mensajes de estar convencidos que ganarán la contienda, ya que a través de éstos, se irá construyendo la confianza y certidumbre en torno al nuevo grupo que pretende administrar el poder público. Y son, precisamente, estos dos elementos que desde hace varias semanas viene lapidando la dirigencia de Acción Nacional en detrimento del proyecto que persigue José Aispuro Torres.
1.- La guerra sucia. Es un instrumento que regularmente utiliza la fuerza política que menos posibilidades tiene de ganar la contienda electoral. Y si es bien cierto, la sociedad duranguense no le da mucha importancia a este tipo de propaganda e incluso le molesta, hay quienes en forma equivocada consideran que lo que ha funcionado en un estado o región, también funcionará en Durango. Una y otra vez, nos dimos cuenta en la elección de 2010, que muy poco le pudieron hacer a José Aispuro Torres con las toneladas de guerra sucia que aventaron en su contra, es más. Hasta lo victimizaron. Hoy, esta práctica se está observando que proviene de una de las filas del Partido Acción Nacional. Hace algunos días en diferentes calles de la ciudad, comenzaron aparecer bardas en contra de Esteban Villegas Villarreal, burlándose de él y de su afición por la música. Lo que sucede a diario en las Redes Sociales, difícilmente se puede considerar guerra sucia, ya que esta práctica es connatural a este tipo de instrumentos que todavía se sigue utilizando por gente sin escrúpulos para sacar sus frustraciones, sus complejos, su cobardía y agredir a quien no es de su agrado. Por ello, muy poca validez e impacto en el ánimo de la ciudadanía, tiene la “guerra sucia” en las redes sociales. El tema es lo que comienza aparecer en las calles de la ciudad y que por cierto tiene que ver, según justifican algunos panistas consultados y que no están de acuerdo con este tipo de prácticas, con la llegada de Carlos Manuel Pacheco García, llegado a Durango desde el estado de Querétaro y con la clara misión de hacer lo que ha hecho desde hace varios años en otras entidades: guerra sucia. Aispuro Torres no necesita este tipo de especialistas y ni de instrumentos pues más que ayudarlo, lo están perjudicando. La guerra sucia, recuperando la idea dejada renglones arriba, regularmente la utiliza quienes van en desventaja en la contienda y si el güero va arriba, no tiene por qué echar mano de algo que a la larga evidencia sus debilidades y carencias.
2.- La unidad y cohesión en torno al proyecto. El desaseo con que se han llevado las negociaciones e imposiciones de candidatos, dejando de lado a otros que por derecho tenían que haber sido tomados en cuenta y darles un trato preferencial, ha desembocado en una serie de renuncias que, igual que la guerra sucia, dañan la imagen del partido y de los candidatos a gobernador y a la alcaldía por Durango. A partir de la semana pasada comenzó, en Acción Nacional, a desgranarse la mazorca.
*Primero fue la ex alcaldesa Nombre de Dios, Nancy Vázquez, quien, argumentando cerrazón para el diálogo y actos de corrupción por parte de la dirigencia estatal, anunció su renuncia a la militancia del PAN. Ahora es la candidata a gobernadora por el Partido Encuentro Sociales (PES).
* Después fue en el municipio de Guadalupe Victoria. Daniel Luna, junto a un grupo de militantes panistas se presentó ante los medios de comunicación para anunciar su salida de Acción Nacional. Y entre las razones que expuso, fueron las siguientes. “Hoy veo con rabia que al interior de Acción Nacional, el interés de un puñado de actores políticos, desprecia, ignora y olvida la lucha de tantos y tantos miembros y simpatizantes que han invertido su tiempo, su esfuerzo y hasta en ocasiones su dinero, para engrandecer este partido político. “Quiero dejar claro, no hablo mal del partido al que mucho agradezco, hablo de ese grupo de personas que con un descaro sin precedentes, se ha apoderado del PAN y desde este empoderamiento, ha hecho prisionero el actuar de tantos y tantos compañeros que han llevado a cuestas la vida de este partido”.
* El pasado viernes, el exdiputado local, ex diputado federal y presidente del Comité Directivo Estatal, Juan Carlos Gutiérrez Fragoso, anunció su renuncia a Acción Nacional. “Bueno muy buenos días, les comparto este documento que contiene mi renuncia al Partido Acción Nacional después de 34 años de militancia. “He tomado esta decisión porque con tristeza veo al PAN sumido en la peor crisis de identidad provocada por sus malos dirigentes y sus malas decisiones, la actual Dirigencia Estatal ha traicionado los valores y principios que le dieron vida al PAN, no es ya el partido por el que luché por más de treinta años, ahora con mucha pena reconozco que el PAN en Durango ha perdido el rumbo, ha perdido sus atributos. “El pragmatismo superó sus principios y valores, estoy renunciando a mi militancia partidista porque Acción Nacional ha dejado de ser una institución al servicio de los ciudadanos, la actual Dirigencia Estatal se ha olvidado de su compromiso social y su responsabilidad de velar por la unidad de todos los panistas al tomar sus propias decisiones cupulares y facciosas, presento mi renuncia no a la causa sino al partido que ha sido envilecido por una dirigencia que se apartó de los principios que le daban sentido a su lucha”.

Comenta con Facebook

One comment

  1. Victor “chayotes” Hernandez, otra mas de tus columnas ordenadas desde el narco, corrupto y rata gobierno que te paga. Columna chayoteada por “triada corrupta”

Comments are closed.