Loading

Actos populistas vulneran la figura de gobernadores

La Conago

tiene un gran

pendiente

La estrategia populista del presidente Andrés Manuel López Obrador es un atentado a la figura de los gobernadores del país.

La visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la región lagunera de Durango tuvo matices de un acto de campaña en el cual el mensaje presidencial giró en torno a lo que sus seguidores de Morena querían escuchar.

El suspender una obra ya presupuestada que beneficiaría a Gómez Palacio y Torreón es una falta grave a la democracia y al federalismo de los municipios. Dicha obra ya estaba presupuestada por la Comisión de Hacienda del Congreso Federal.

Mediante una supuesta encuesta a mano alzada López Obrador cancela la magna obra, ante el estupor y desagrado del gobernador del estado, José Rosas Aispuro, y miles de laguneros que quedaron sorprendidos ante la algarabía de unos cuantos morenistas pagados por la presidente municipal electa Marina Vitela.

La gira del jefe del Ejecutivo federal fue un acto más de los eventos que se realizan en otros estados del país en donde el script se repite a favor del gran salvador de la 4-T.

La estrategia populista de López Obrador es un acto nunca visto antes,  pues las visitas presidenciales eran el marco ideal para dar a conocer obras y presupuestos para el estado, lo cual no sucedió en esta ocasión.

Lo rescatable de la visita presidencial fue la actitud  valiente del gobernador del estado, José Aispuro Torres, quien en acto valiente encaró a sus detractores de ocasión.

Algo tienen que hacer los gobernadores en la próxima reunión de la Conago, pues no es justo que los mandatarios de los estados del país sirvan de risión de unos cuantos morenistas fanáticos de quien gobierna el país a base de ocurrencias.

Comenta con Facebook