Loading

Además de polémico, tema de matrimonios igualitarios se politizó

En estos últimos días se han dado algunos hechos que por su naturaleza destacan en el ánimo de la ciudadanía, el primero de ellos se dio el pasado domingo por la mañana cuando -de manera sorpresiva- se presentó en el auditorio Benito Juárez de las instalaciones del Partido Revolucionario Institucional el regidor Ezequiel García Torres, esto lo hizo a unas cuantas horas de haber renunciado al Partido del Trabajo y declararse regidor independiente en el Cabildo de la capital, el evento que se realizó fue ni más ni menos la entrega de la constancia oficial a Manuel Herrera Ruiz como candidato oficial a la alcaldía del municipio de Durango, evidentemente Ezequiel recibió una invitación y al parecer asistió con mucho gusto, se sabe que el regidor, al igual que la diputada con licencia María Trinidad Cardiel Sánchez fueron marginados desde hace algunos meses por el dueño oficial del Partido del Trabajo, Alejandro González Yáñez, quien por cierto el pasado miércoles fue designado a través de la Convención Nacional Electoral como candidato a la gubernatura de Durango.
Es evidente que este fue un golpe más para el ya de por si desmantelado Partido del Trabajo, hay que recordar la campaña que hizo Trini Cardiel el año pasado como aspirante a la diputación federal del primer Distrito electoral, en donde a pesar de saber que tenía todo en su contra, ni Trini ni Ezequiel se amilanaron y estuvieron realizando eventos a diario, recorriendo las colonias, barrios y fraccionamientos en donde años atrás el Partido del Trabajo tuvo la fortaleza que le permitió encabezar durante dos periodos la presidencia municipal y alcanzar varios lugares en el Congreso del Estado, hay que decir que la presencia era escasa, pero fue de las pocas candidatas de oposición que tomó en serio el compromiso, la intención fue siempre sacar el mayor número de votos y aunque de no haber sido por la elección extraordinaria en el estado de Aguascalientes, el objetivo de mantener el registro del PT no se hubiera cumplido, sin embargo por ganas no paro.
El segundo hecho, mas sorpresivo aún, se presentó el pasado martes, en donde después de varios meses, los integrantes de la Comisión de Justicia, encabezada por el diputado del Partido Nueva Alianza, Agustín Bernardo Bonilla Saucedo decidieron de una vez por todas dictaminar la propuesta del diputado perredista Israel Soto Peña sobre la de realizar las modificaciones necesarias al Código Civil para permitir los llamados Matrimonios Igualitarios, es decir las uniones entre personas del mismo sexo, contrario a lo que se esperaba, la iniciativa se aprobó con los votos a favor del propio Agustín Bonilla, el del autor de la propuesta Israel Soto y del priista Iván Gurrola Vega, por su parte el también priista Eusebio Soto Cepeda se abstuvo y únicamente el voto en contra del polémico Rosauro Meza Sifuentes, quien antes de que otra cosa pasara, pidió el apoyo del equipo de Comunicación Social del Congreso del Estado para fijar su postura sobre los motivos de su votación en contra de la iniciativa, pero no solo eso, para anunciar que buscaría convencer a sus compañeros de legislatura de que la iniciativa no pase en el pleno.
La pregunta obligada para el diputado Rosauro Meza era saber (aunque de ser así nunca lo diría) si esta aprobación en la Comisión era una concesión o especie de “agradecimiento” para el ahora ex petista Ezequiel García por su renuncia a su partido y por trasladar a los integrantes de la comunidad lésbico-gay al Partido Revolucionario Institucional en apoyo de sus candidatos, algo que lógicamente el priista negó, por lo pronto ahora se da una disputa por la diputación del Partido del Trabajo, parece que no quieren que Trini Cardiel regrese porque ya anunció que en cuanto se reincorpore a la legislatura se declarará independiente, algo que de ninguna manera conviene al PT.

Comenta con Facebook