Loading

Agonía

col fournier agoniaNo es un tema de tratar fácilmente, es algo difícil en ocasiones de entender, ya que el enfrentarse a este tema puede ocasionar inestabilidad emocional, lo que es cierto es que en nuestra vida nos habremos de enfrentar en un momento determinado al difícil escenario de una agonía, la agonía de un ser querido, o inclusive a nuestra misma agonía; es la realidad de la vida y la muerte.
En la medicina, en especial en aquellos médicos con especialidades en las que tratan pacientes con alto riesgo de muerte, como son los oncólogos, cirujanos oncólogos, terapistas, etc., el enfrentarse a definir a un paciente que se encuentra en agonía, es posiblemente algo común, sin embargo, para la población en general esto no es algo cotidiano, y debemos de conocer algo de lo que es el proceso de agonía como poder ayudar más que estorbar; puede hacer que el duelo que se avecina o ya se ha presentado pueda ser superado por los seres queridos de la persona agónica.
Agonía etimológicamente significa: lucha, por definición es el estado que precede a la muerte en aquellas situaciones en que la vida se extingue gradualmente.
La enfermedad es el pivote principal que desencadena la agonía, esta se presenta cuando hay empeoramiento de síntomas de la enfermedad y que vislumbran un desenlace fatal, la presencia de una respiración agitada o débil, el cambio de color de la piel hacia una palidez, la debilidad visible para los movimientos del paciente, la dificultad para la deglución, la facies con nariz de aspecto afilado y ojos hundidos, alteración de sus esfínteres, somnolencia y desorientación son aspectos clínicos que orientan a etiquetar un paciente en agonía.
La agonía que se vive por el paciente, también es llevada por sus familiares cercanos, el ver los cambios que se presentan físicamente pueden causar un duelo para la familia inclusive antes de que se presente la muerte, es en esos momentos cuando la comunicación activa y adecuada entre la familia sirve para poder tomar decisiones adecuadas y oportunas.
El enfrentarse a enfermedades como el cáncer puede ser un ejemplo común de lo que es una evolución que lleva a la muerte teniendo como antesala la agonía, desde el punto de vista médico el informar oportunamente a la familia es un factor elemental para que ellos comprendan el camino a seguir, y cuando se presente la agonía es importante llevar medidas como cuidados físicos aliviando el dolor si este existiera, escuchar a los familiares, contrarrestar efectos secundarios dentro de las medidas posibles.
Los aspectos emocionales y espirituales son un factor importante tanto para el paciente como para su familia, acompañar, escuchar e intentar empatizar, son la base de una buena relación de ayuda hacia el enfermo, el buscar mantener comunicación verbal con el paciente se ha comprobado que es un aspecto psicológico emocional de mucha ayuda para paciente y familia, pues aunque el paciente posiblemente no pueda responder el escuchar palabras cortas de amor y aliento, si incidir en demasiadas palabras, son factores emocionales que ayudan.
Sus valores y creencias es un factor que todos debemos de respetar, es importante si es posible, el buscar preocupaciones y asuntos pendientes, y comunicarlos en familia para poder resolverlos.
Evidente es que la familia se encuentra en estrés psico-emocional por la cercanía de la pérdida, por esto al igual que el paciente es necesario tener atención y soporte de acuerdo a sus necesidades, ofrecer si es posible el apoyo psicológico, en especial a aquellos miembros de la familia que cursan con un cuadro de crisis.
La información entre el médico y la familia debe de fluir en forma adecuada, el asegurarse que la familia conoce el estado de la enfermedad que ha desencadenado el estado de agonía, es conveniente utilizar un lenguaje claro, sin ambigüedades; considerar todos los motivos de duda y preocupación que puedan surgir y es importante el no crear conflicto ante dudas de los familiares del paciente, oportuna y precisa es la reacción que debe tomarse en cuenta ante las personas que lo solicitan, pero siempre buscando el que solo una vía o una persona sea la que aporta la comunicación hacia los diferentes miembros de la familia.
“Nos podremos enfrentar a grandes retos en la vida, habrá triunfos y derrotas, tristeza y alegría, salud y enfermedad, placer y dolor, pero hay algo a lo que inevitablemente habremos de llegar, que es la muerte, solo un paso para vivir en la memoria de aquellos que nos dieron su amor”.

Por sus comentarios gracias fournierfrancisco@hotmail.com

Comenta con Facebook