Loading

Aunque no la tiene fácil, Paco Ibarra va por el triunfo

No obstante que se dice que el otrora “voto verde”, es decir la votación de la gente del campo ya no pesa o ya no define las elecciones a favor del Revolucionario Institucional en este país, en el estado de Durango aún puede ser un factor a favor del tricolor en el próximo proceso electoral, aunque hay que decir que los campesinos están más que enterados del desarrollo del proceso electoral, de la ventaja que lleva el puntero y de la animadversión hacia el PRI por parte de un importante sector de la población, si bien en esta entidad no hay figuras fuertes, que arrastren al electorado el efecto López Obrador podría dividir la elección, si bien se ven muy pocas posibilidades para los morenistas, en esta ocasión todo puede pasar.
Ante esto candidaturas de personajes conocidos y alguno que otro reconocido en el medio rural aún pueden jalar este famoso y en peligro de extinción “voto verde” candidatos que han mantenido de una u otra forma su presencia en el medio rural, con gestión con apoyos o simplemente con una visita en la que la ciudadanía al menos puede desahogar sus problemas y sus demandas, las cuales por cierto son muchas en estos tiempos, no es lo mismo que llegue una persona de un partido de moda a que llegue quien ha estado al pendiente de la gente, son varios los que están en este caso y uno de ellos es el Profesor Francisco Javier Ibarra Jáquez, quien debido a los primeros acomodos del PRI había quedado fuera de la contienda y que posteriormente tiene la oportunidad de demostrar en su Distrito natural que trae “con queso las gordas” frase de una persona que asegura reunir las condiciones para darle el triunfo al PRI en el Distrito 14 local.
Hay que recordar que Paco Ibarra fue alcalde de Simón Bolívar en el periodo 2004-2007, municipio a los que se le suman San Juan de Guadalupe, Santa Clara, Cuencamé, Peñón Blanco y Guadalupe Victoria en un Distrito eminentemente campesino en el que no debe de tener problemas para alcanzar la victoria, siempre y cuando no se confíe y aproveche la estructura que aún mantiene el tricolor a través de organizaciones como la CNC, la CNOP, el Onmpri, y algunas otras que pueden ser un factor de triunfo para Ibarra Jáquez en una de las regiones en donde a pesar de la riqueza natural con la que se cuenta, sigue predominando la pobreza y el olvido de su gente.
Una de las virtudes del el ex dirigente cenecista es que ha representado dignamente a su sector, sin importar el tema de los recursos ha apoyado no solo las demandas de los campesinos, sino que ha dado respuesta a llamados desesperados de candidatos priistas en otros estados, solo por el hecho de ser cenecistas y a pesar de que ya en el campo las derrotas eran inminentes, lo cual tiene un doble valor, ya que no es lo ideal echarle dinero bueno al malo, pero así es Paco Ibarra una de las esperanzas del PRI para obtener el triunfo que lo lleve a tener la mayoría en la próxima Legislatura, uno de los principales objetivos del PRI en Durango, si no es que el primordial.

Comenta con Facebook