Loading

Benítez y Campuzano, se pintan solos…

Los principales partidos de Durango PAN y PRI, que disputan con Morena la preferencia de los votos, aún vallan de coalición, están liderados por dos personajes que cargan sus debilidades humanas y no son capaces de controlarlas. Consecuentemente, tal anemia afecta su desempeño y nubla su pensamiento y sus actos, dadas las reacciones negativas en ciertos momentos, ambos personajes no son muy proclives a dialogar, siempre anteponen su criterio que lo hacen prevalecer imponiéndose lo que sus sentimientos así se los dictan, no saben escuchar, no tienen paciencia, son poco tolerantes y comprensivos.
Así la situación, Luís E. Benítez Ojeda líder del PRI, mantiene como en el Congreso estatal una actitud altanera, prepotente, egoísta, egocéntrica, oportunista, es mentiroso, tramposo y gandaya.
Desde que fue perdiendo el cobijo de los gobernadores anteriores, Benítez comenzó a mostrar esa otra cara que nada tiene que ver con el político serio y experimentado que cree en la política como el único y más viable mecanismo para negociar, si no se logra convencer plenamente, que es el mejor camino para la reconciliación y la armonía entre los simpatizantes tricolores.
Al no poder lograr sus propósitos por los caminos adecuados de la concordia se vale de subterfugios extra jurídicos, busca pretextos que por nimios que sean, los hace valer a como dé lugar, lo que importa es su propósito, esto de por sí es negativo y dado que lo acompañan una bola de diputados timoratos que sólo saben levantar la mano, sin un menor análisis, ni reflexión sobre lo que van a aprobar se van por la vía libre, la fácil que no exige explicaciones serias que justifiquen su actuar, acomodaticios como son, se suman en bloque: todos en contra lo que proponga el Gobernador, actúan respirando por la herida, claro, en primer término Benítez.
Lo no saben y como no practican el análisis serio sobre su actuar como legisladores, no miden el daño que ellos mismos se están infringiendo, pues la sociedad más que nunca en doce años está muy pendiente de todo lo que estos priistas están haciendo en el Congreso, tan es así, que la propuesta ocupar la Fiscalía Anticorrupción que envío el Dr. José R. Aispuro Torres, inmediatamente Benítez, fiel a sus instintos belicosos salió a los medios a señalar que ya había tenido mucho tiempo el Gobernador para hacer su propuesta que no había prisa -y que ellos hablando por todos sin autorización- ya la estudiarían en su momento. Ese personaje, es Benítez, ahí está, de cuerpo entero.
En la casa de enfrente en el PAN, está Rómulo Campuzano, otro personaje de antología que carga sobre sus espaldas un expediente que detalla aspectos de su actitud enfermiza y explosiva, sobre todo si se enfrenta a miembros de sus partido u otros con carácter de mecha corta, dándose así una fórmula perfecta para que estallen, exploten y caigan en un enfrentamiento irracional y belicoso y de intransigencia. Se dice que está enfermo, bueno, lo dicen hasta sus parientes, debería escuchar a su contrincante de Morena AMLO para que tome “amlodipino” y si por AMLO es, que tomó sus medicamentos oportunamente y previo a sus sesiones de trabajo con los que van en coalición o con sus propios miembros de partido.
Campuzano es grosero, soberbio, peleonero, provocador, para él sólo vale su palabra, lo que diga eso es y a nadie le concede una réplica o contrarréplica, no, nunca se llega a ello, porque ya explotó su carácter y cuidado, a ratos su reacción detona en esquizofrenia. ¿Cómo dialogar, cómo hacerle reflexionar que no siempre las trae todas consigo? ¿A quién escucha este hombre?, parece que de nadie acepta consejo y sólo se deja llevar por la reacción de sus instintos.
Yo no tengo la menor duda que habrá después de las elecciones y con un nuevo Congreso de la Unión, reformas que se promoverán a la Ley Federal de Procesos Electorales y que la actual partidocracia será sustancialmente modificada. Su actual funcionamiento, permite comportamientos tan retrógrados de estos dos personajes, sobre todo Benítez.
Por su actitud poco positiva, estos dos personajes cierran las puertas a la democracia y la están asesinando, cerrar las puertas al diálogo es como poner un dique a la democracia en cada partido.
Ya veremos cómo la sociedad, sobre todo la priista le cobra al PRI su altanería y comportamiento tan soberbio que raya su líder en un dictadorzuelo de rancho.
Con estos bueyes debemos transitar para lograr el cambio verdadero en Durango que todos queremos y también para México.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com
Twitter: jparreolatorres
Blog: juan Pablo Arreola Torres
Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Comenta con Facebook