Loading

La cachimba 03 de Septiembre del 2014

INFORME… Asistir a un evento como el mensaje del Presidente Peña Nieto con motivo de su informe implica verse de lleno en el tráfico de la ciudad de México, pasar cuatro filtros de seguridad del Estado Mayor Presidencial y, finalmente llegar a un ambiente de orden y organización cronométrica.

SOLEMNIDAD… El escenario para la ceremonia de este Informe, el Palacio Nacional, imponente y con gran majestuosidad, complementado con la presencia de cadetes, banda militar, coros y banda de guerra, para la interpretación del himno y la escolta que dio el toque de marcialidad en el desenfunde de la bandera. Lo que no se vio en la televisión es que todo esto estaba cuidadosamente cronometrado. En las pantallas del recinto se apreciaba un reloj que marcaba el tiempo faltante para el arribo del Presidente en su momento, con absoluta puntualidad.

CIVILIDAD… Durante el mensaje del Primer Mandatario hubo 23 momentos de aplausos; destacando el reconocimiento que hizo a las izquierdas, en momentos en que los líderes de las dos cámaras del Congreso de la Unión son perredistas. Habló de la pluralidad consciente y responsable así como de la civilidad política que se ha logrado.

CAMBIO… De los anuncios destacó: en infraestructura, el nuevo aeropuerto en la ciudad de México que será seis veces más grande que el actual; en materia social, el cambio del programa Oportunidades a Prospera y, en seguridad, la detención de 84 de los 122 delincuentes más buscados. Peña Nieto enfatizó que es mejor cambiar aunque eso implique el desgaste político y convocó a no tenerle miedo a ese cambio.

LIBERTAD… El PT y el PRD habían promovido un proceso que llegó hasta la Suprema Corte de Justicia, por considerar que se violaba el principio de equidad si un medio de comunicación organizaba un debate pero invitaba sólo a dos de los candidatos en una contienda electoral. La Corte resolvió que no hay ninguna violación y que un medio puede organizar un debate y no está obligado a invitar a todos los candidatos.

PROPAGANDA… Por cierto que el PT también había impugnado la prohibición para colocar propaganda electoral en el mobiliario urbano, postes, puentes, etcétera. Por considerar que se violaba el derecho a la libre expresión. La Corte resolvió que no se les impide expresar lo que quieran, con el contenido de sus expresiones nadie se mete; sólo con los lugares donde colocan su propaganda y ningún partido puede hacerlo en mobiliario urbano. Pueden expresar lo que quieran, pero no donde quieran.

Comenta con Facebook