Loading

Cachimba 12 de agosto del 2014

SALDO… De antemano se sabe que es imposible dar gusto a todos, y en la organización de un evento del tamaño de la Feria de Durango es entendible que haya quienes no quedaron conformes, sin embrago, uno de los elementos que permiten medir el éxito del evento es la asistencia y tan solo el domingo fue abrumadora la cantidad de gente que acudió al recinto ferial; hubo momentos en los que los vehículos tardaban hasta una hora y media en llegar del cruce en Domingo Arrieta hasta el estacionamiento de la Fenadu.

EN BLANCO… El otro elemento que permite evaluar una buena celebración es el saldo en incidentes y en este caso se reporta en blanco; apenas algunos conflictos menores, que fueron atendidos a tiempo. No hubo accidentes graves ni contratiempos de consideración o afectaciones graves a la integridad o patrimonio de los asistentes y eso lo ven como un logro.

RUIDO… Lo que más causó comentarios adversos en los festejos fue la cancelación de algunos artistas, lo que los organizadores atribuyen particularmente al concesionario del palenque. La programación de espectáculos fue criticada de no estar a la altura y no haber superado a lo presentado en ferias anteriores o de ciudades vecinas, pero con ese cartel hubo varios llenos totales en la velaria y el cierre estuvo a reventar.

UTILIDAD… Una de las expectativas que se tienen es en relación con las utilidades o ganancias que se obtienen, pero ha quedado claro que la intención de este festejo no es el lucro, no se trata de sacarle dinero, sino por el contrario se le invierte para obtener esparcimiento, diversión y convivencia para las familias y eso, dicen, se logró con creces; es una utilidad social. Resaltan que en esta ocasión hubo una notable presencia de turistas, tanto del país como del extranjero.

CONDICIONAN… Mientras la autoridad educativa asegura que no se permite condicionar el ingreso o la asistencia de estudiantes a las escuelas, madres de familia de la Secundaria No. 2 de la colonia Mayagoitia denuncian que el director de ese plantel sí está exigiendo que compren un uniforme de gala y un uniforme deportivo, aparte del que entregó el Gobierno Estatal. Y exige que se compren con un proveedor que extrañamente tiene la exclusividad en un trato por demás dudoso. El director les ha advertido, dicen, que si no compran esos uniformes con ese proveedor mejor ni se presenten en la escuela.

Comenta con Facebook