MINUTO X MINUTO

Campañas sin violencia…


Hay sucesos que resultan vergonzosos en política y uno de ellos es la violencia y ya apareció y apenas estamos en precampañas, los partidos políticos deberán evitar a toda costa la más mínima manifestación de violencia, de lo contrario se envía un mensaje totalmente negativo a la sociedad.
Claudia Sheinbaum declaró: “Tuvimos dos eventos en Coyoacán. Desde el primero, cuando íbamos a hablar, un grupo de personas identificadas como trabajadores de la delegación Coyoacán, porque incluso gritaban ‘¡PRD, PRD!’, nos agredieron con piedras, sillas. Inclusive agredieron a varios reporteros. Uno de La Jornada resultó herido, tuvo que irse al hospital, en una circunstancia terrible para la ciudad, porque ésta es una ciudad de libertades. Terminando el evento, hablé personalmente con el secretario de Seguridad Pública, con el particular del jefe de Gobierno, solicitándole garantías para el último evento que se iba a desarrollar también en Coyoacán, a las siete de la noche. Llegó fuerza pública, pero aun así volvieron a llegar provocadores, de nuevo, a reventar el evento…”.
Lo anterior lo señaló horas después de que se suscitara un episodio de violencia en uno de los eventos que la candidata morenista realizaba en una demarcación hoy gobernada por Valentín Maldonado, del PRD, señalado como la mano que mece la cuna de estos grupos de choque. Ayer, dos días después de los hechos, una de las personas lesionadas murió. Martha Patricia Reyes, según las autoridades, entró al hospital por una crisis hipertensiva y un desmayo. Que no recibió golpes durante aquel enfrentamiento, pero la crisis fue tal que le provocó una hemorragia cerebral. Martha, además, era una de las damnificadas del sismo del 19 de septiembre pasado. Sus dos nietos, Julián Andrés y Jimena, murieron en el colapso del edificio del Multifamiliar Tlalpan, que se encuentra en la delegación Coyoacán. Martha los buscó entre los escombros. Desde entonces, reclamaba a las autoridades de la delegación la falta de peritajes de la estructura donde vivían sus nietos, misma que habitó durante 30 años. “No tengo explicación para ello, fue más que claro que fue un grupo de provocadores…”, agregó Sheinbaum en entrevista.
A raíz de los hechos del miércoles, Miguel Ángel Mancera informó que no sería tapadera de nadie, dado los señalamientos de que es una figura al interior del PRD el responsable de estos enfrentamientos. Advirtió que sin importar el partido, habrá consecuencias y castigo. Garantizó, además, seguridad en el proceso electoral. Aunque eso dijo a la prensa, pero una noche antes, su particular, dijo, la misma Claudia Sheinbaum, prometió brindar seguridad, pero de igual manera se reventó un segundo evento ese mismo día.
Los perredistas aseguran que Morena quiere victimizarse tras los hechos. Lo cierto es que ni Alejandra Barrales ni Salomón Chertorivski ni Armando Ahued ni Mauricio Toledo se habían pronunciado en Twitter sobre la muerte de Martha Patricia Reyes, como si los acontecimientos les fueran ajenos. Porque más allá de las responsabilidades, esto ocurre en la ciudad de la que aspiran a ser cabeza. En el caso de Toledo, en la ciudad para la que trabaja desde la Asamblea. El PRD se limitó a aceptar el llamado del gobierno capitalino para firmar un Pacto de Civilidad que dé garantías de seguridad y respeto cualquier tipo de expresión partidista durante la campaña. Está por demás decir que la candidata de Morena se dice dispuesta a ello, finalmente, fue su militancia la agredida.
Es imperdonable, inadmisible cualquier tipo de violencia. Suficiente (y triste) es contar las lamentables muertes de alcaldes, candidatos y funcionarios que se han registrado en las últimas semanas, que no han sido pocas. Sin embargo, deleznable también es que sea la militancia el blanco de provocaciones orquestadas desde alguna oficina partidista. Lo que menos necesita este país, es que su estructura democrática, de por sí frágil, sea vulnerada por sus propios integrantes a través de quienes les dan su voto.
Los ciudadanos debemos seleccionar a qué tipo de actos políticos asistimos, de esta manera nos evitaríamos presenciar un acto violento como el que se dio en Tlalpan de la CDMX.
También al parecer ya hay varios funcionarios de la Delegación que han sido señalados como hostigadores en esa reyerta, veremos que sucede con la autoridad de la CDMX y otras de carácter federal que deben velar por que las campañas se realicen en un ambiente de concordia.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com
Twitter: jparreolatorres
Blog: Juan Pablo Arreola Torres
Facebook: Juan Pablo Arreola Torres