Loading

Causa urticaria la revocación de mandato

La figura de revocación de mandato en los términos en que se encuentra en dictaminación en el Senado fue rebatida en todos sus flancos por expertos electorales, quienes cuestionaron su redacción, específicamente en puntos como: quién convoca ese proceso, los requisitos, la temporalidad y por cuántos votos debe ser vinculante.

Hace días, cuando el insomnio se apoderó de mí, me fui a la sala para ver la televisión y no molestar a mi esposa. Luego de repasar todos los canales, me atrapó el Canal del Congreso, no precisamente por el contenido sino porque estaba conduciendo la duranguense Elizabeth Cano, mejor conocida como “Canito”.

Durante la transmisión se discutió que tal como está redactada la minuta sí podría ser usada para la reelección presidencial, como ha ocurrido en algunos países de América Latina, advirtió el magistrado de la Sala Regional Guadalajara, Sergio Arturo Guerrero Olvera; o también que se volvería a permitir la injerencia del poder presidencial en las elecciones, advirtió Luis Efrén Ríos, de la Academia Interamericana de Derechos Humanos.

El debate sobre la revocación de mandato impulsada por Morena y el presidente Andrés Manuel López Obrador fue abordado en la sesión del foro de la reforma electoral en la Cámara de Diputados. Ahí, el magistrado Guerrero Olvera planteó que la revocación de mandato debe ser por excepción, pero como está el dictamen, es periódico (cada tres años), lo que posibilitaría que un mandato se extendiera: “El artículo 83 del dictamen se parece a disposiciones con las que algunos presidentes latinoamericanos se reeligieron [pues indica], determinar si permanece o no el presidente del República […] ¡¿Cómo que si permanece o no?!.. si de algo sirven estos foros les ruego quiten ese precepto de reforma”.

Ríos Vega, de la Academia Interamericana de Derechos Humanos, consideró que la revocación es la única forma razonable de introducir un control político del mandato presidencial, pero “no puede ser una figura que implique un privilegio o una facultad del presidente”.

El extitular del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Flavio Galván Rivera, rechazó que el Presidente se pueda someter a revocación de mandato, como sí podría ser el caso de gobernantes de otro nivel. El exmagistrado electoral sigue con la idea del Supremo Poder Ejecutivo, la presidencia imperial, intocable. 

Como podemos apreciar, mucho dolor les causa a los integrantes de la clase política la revocación de mandato, y es en donde surge la incógnita de cómo no les causó el mismo efecto cuando aprobaron la reelección de legisladores e integrantes del ayuntamiento, luego de que la bandera del Presidente Madero fuera contra la no reelección; ahí no pensaron que después se quisieran reelegir los gobernadores y luego el Presidente de la República.

Además, la reelección se pervirtió al ver caso de legisladores que se reeligieron por un distrito diferente al que los llevó al Congreso y en el caso de alcaldes que no solicitaron permiso y dijeron que sí podrían ser candidatos y presidentes al mismo tiempo, propiciando con ello condiciones de desigualdad en las elecciones municipales; en eso es en lo que se deberían de fijar y no en la revocación como la propone “cabecita de algodón”, porque en el supuesto de que se quiera perpetuar en el cargo, basta conque haga una consulta a mano alzada, bajo el argumento de que la Constitución establece que el Pueblo definirá su forma de gobierno y listo.

Comenta con Facebook