MINUTO X MINUTO

Cese al titular incómodo de la FEPADE y la inminente caída del TLC, dos malas señales para el 2018


Se afilan los cuchillos largos, llegaron tiempos de cuartos de guerra de los partidos y preparativos del gobierno para enfrentar el año electoral, se recrudecen los días de traiciones y venganzas, se enrarece el clima político nacional.
Margarita se va del PAN, Monreal de Morena, Pablo Gómez expulsado del PRD por apoyar a AMLO y el senador Miguel Barbosa desde hace rato que se fue a MORENA junto con una decena de senadores y otra de diputados federales; la presidenta del MC en la Ciudad de México, abandona a ése partido, el PRI envía de emergente al ex gobernador mexiquense Eruviel Ávila a encabezar el PRI en la CDMX y se teme apliquen mismo esquema de campaña del Edomex, en la capital del país.
Sacuden al “Frente Ciudadano por México” con la guerra desatada contra Ricardo Anaya y las propiedades de su parentela política y surgen nuevos inmuebles de Alejandra Barrales, el Frente y el PRI, por separado, le abre las puertas a Ricardo Monreal y Miguel Mancera a la deriva. En tanto que en el PRI, cerraron fuerte los finalistas José Antonio Meade y Miguel Ángel Osorio Chong.
De manera inédita, abaratan la lucha por la Presidencia de México y se presta a choteo, al inscribirse una cuarentena de aspirantes a candidatos independientes, unos que sabemos que no son independientes, sino financiados para fragmentar el voto opositor o anti PRI y hasta ilusos personajes totalmente desconocidos que se apuntan para “competir” por Los Pinos. A río revuelto, siempre sobran los oportunistas.
En el agitado contexto preelectoral, se generan tres noticias por demás desalentadoras, que habrán de incidir en el desenlace electoral del 2018; Odebrecht y la injustificada remoción del titular de la FEPADE, que costará mucho a la credibilidad del gobierno mexicano; los malos augurios para el TLCAN, que le meten mayor presión a las condiciones económicas del país y; un nuevo préstamo se suma a la deuda pública, incremento al ISR y aumento al precio de la gasolina.
Primero, se trata por un lado, la denuncia pública que desde hace días hizo el titular de la FEPADE, (Fiscalía de Delitos Electorales) Santiago Nieto, de ser motivo de presiones por parte del ex Director de PEMEX, Emilio Lozoya, a fin de que la FEPADE lo liberara públicamente de responsabilidades en los actos de corrupción, por la denuncia que le hace la empresa Brasileña Odebrecht, en los Estados Unidos, de haberle entregado 10 millones de dólares de soborno para la campaña de EPN.
Lo que me parece grave, es que ya iniciado el proceso electoral desde el pasado 8 de septiembre, que se supone, ya no deben hacerse cambios en ningún órgano electoral, pues está instalado y ante la queja del titular de la Fiscalía Electoral, quien estaba armando una acción penal contra los que resulten responsables con cuentas bancarias en Islas Caimán, Suiza y Brasil, tuvo como respuesta su fulminante destitución.
Más grave aún, porque quien ordenó su cese, no es titular de la PGR, sino el “encargado” del despacho, todavía el Senado de la República no hace la ratificación de ningún titular de ésa dependencia, por lo que enrarece el proceso electoral federal y da inicio a otro litigio que le mete ruido al proceso electoral del 2018. Mal mensaje.
Pero, todavía falta la segunda noticia que de confirmarse, habrá de incidir en el proceso electoral de éste 2018, hay señales que el Tratado de Libre Comercio con América del Norte, ya se está haciendo de agua, en la cuarta ronda de las ocho que están programadas.
Ya se atoraron con el tema agrícola, automotriz (80% de sus partes deben ser adquiridas en los EU), la pretensión de un impuesto o arancel adicional que los Estados Unidos quiere aplicarnos y la obligatoriedad de renegociar el TLC cada 5 años que exige los Estados Unidos, lo que impediría inversiones de largo plazo dificultando la firma de las partes del TLC aunque todas las partes salgan perjudicadas.
Todavía el premier de Canadá en su pasada visita a México, habló sobre la necesidad que México ofreciera mejores condiciones laborales a sus trabajadores, con mejores salarios, más dignos. Que la carencia de ellos propiciaba la emigración masiva e ilegal de mexicanos hacia América del Norte. Nos tuvo que venir a defender el Primer Ministro de Canadá.
El factor externo que más influirá en las próximas elecciones será sin duda, el destino que le depare a ése cada vez más dudoso Tratado de Libre Comercio que nos están regateando los vecinos del norte, lo que nos traerá fuga de inversiones, cierre de empresas, caída de plazas laborales de maquilas, caída del peso, inseguridad, inflación, éxodo de connacionales, incremento del desempleo general, etc.
Aunque los enviados mexicanos en las negociaciones del TLC traten de minimizar la mala noticia, diciendo que tenemos a Europa y a Sud América, para ser socios comerciales, nunca se comparan esos mercados con el coloso del norte que tenemos allende las fronteras, no se preparó el gobierno con un plan B comercial con el viejo Continente y con nuestros vecinos del sur y el fomento del comercio interno fue despreciado, “todos los huevos los pusieron en una sola canasta”, la de los Estados Unidos.
Puras malas, tercer noticia: más deuda a la espalda de los mexicanos fue aprobada por el Congreso, incremento al ISR para las personas físicas a partir del 2018 y otro aumento a la gasolina este 1 de noviembre del 2017.