Loading

CFE “supervisaba” los diablitos en el mercado GP

A poco más de tres días del siniestro que se registró en el tradicional Mercado Gómez Palacio, lugar de más de 130 años de antigüedad y todo un símbolo en esta capital, diversas voces de han levantado para opinar, señalar, acusar o simplemente dar su punto de vista sobre este lamentable hecho que acabó con el patrimonio de 107 comerciantes de todo tipo de artículos, desde los más modestos puestos de frutas hasta locales que vendían costosas monturas, el fuego no hizo ningún tipo de distingos y acabó con todo.
Para quienes desconocen las condiciones en las que opera este mercado hay que decir que el cableado eléctrico era una completa “maraña” un “enredijo” de cables y de tomas de luz que en cualquier momento -como finalmente sucedió- iba a ocasionar una tragedia que pudo ser de dimensiones mucho mayores, de no haber intervenido de manera oportuna el Heroico Cuerpo de Bomberos, tal vez el fuego habría consumado la totalidad de este lugar, para los heroicos traga humo no importó la celebración del Año Nuevo, acudieron prestos al llamado y lograron sofocar las llamas que amenazaban acabar con los poco más de 300 puestos que no sufrieron daño alguno.
Pero para los dueños de algunos puestos esto ya se veía venir, solo hay que seguir la lógica, de los poco más de 400 locales únicamente 100 cuentan con su medidor de energía eléctrica y todos, sin excepción, contaban hasta antes del incendio con luz en sus puestos, es decir más de 300 estaban conectados de manera ilegal a través de los llamados “diablitos”, lo peor de todo es que las conexiones las realizaban empleados de la propia Comisión Federal de Electricidad, quienes además estaban al pendiente por si alguien se quedaba sin luz para solucionarle su problema, acciones que seguramente no eran gratis, para mala suerte de los locatarios quien hacia estos “trabajitos” estaba de vacaciones en estas fechas y mandaron a un espontaneo que no dio el ancho ante las fallas que presentaba un puesto desde hacía algunos días, de esto varios se dieron cuenta y suponen que fue donde empezó el problema que originó este voraz incendio que dio la bienvenida al 2018.
Ahora que los trabajos de limpieza y reconstrucción avanzan en el mercado Gómez Palacio hay puestos que no tienen luz y no la deben tener si no regularizan su situación ante la Comisión Federal de Electricidad, ya sería mucho cinismo de su parte volverse a conectar de algún vecino, eso es lo primero que se debe de cuidar, que cada locatario tenga su propia toma de energía, con su respectivo medidor, además de las especificaciones correspondientes, las autoridades de la paraestatal deben de vigilar a su personal e impedir que por unos cuantos pesos, ( o quizá muchos) tiendan su propia red y hasta consumo les cobren, de lo contrario esta amarga experiencia no va a servir de nada.
Lo mismo sucede con puertas, rejas, y algunos otros aditamentos que han instalado los comerciantes de este mercado, baste decir que el día del siniestro tuvieron que localizar al “dueño” de uno de los pasillos para que quitara los candados y que los bomberos pudieran entrar a una área en llamas, si estas y otras anomalías no se subsanan después de este incendio, los locatarios estarán condenados a que esta historia se repita, algo que solo el tiempo determinará.

Comenta con Facebook

One comment

  1. MUCHA FALTA DE CRITERIO EN LA NOTA, TODOS LOS QUE TENEMOS NEGOCIO SABEMOS QUE LAS INSTALACIONES DE LOS LOCALES SON RESPONSABILIDAD DE NOSOTROS NO DE LA LA CFE, ELLOS SOLO SE OCUPAN DE EL MEDIDOR O LA BASE HACIA AFUERA Y CUANDO HAY UN CONTRATO DE POR MEDIO, CREO QUE LA PROBLEMÁTICA ESTA BIEN CLARA PORQUE NINGUNO DE LOS LOCATARIOS LE INTERESABA SU INSTALACIÓN ELÉCTRICA CUMPLIERA CON LAS NORMAS ACTUALES, YA CUANDO SE PASA ES CUANDO QUIEREN SACAR CULPABLES PERO NUNCA SE TOMO LA RESPONSABILIDAD DE TODAS LAS VECES.

Comments are closed.