Loading

¡Checo Pérez a la Cocina!

> ¡Por fin, dos días sin fútbol!

Ayer domingo y hoy lunes descansamos de la diarrea- ¡con perdón!- futbolística.
(Aunque “diarrea” suene un poco feo, es español castizo: la gente que toma decisiones importantes, suele tener “juntas de diarrea”: se congregan para soltar ideas, unas buenas y otras y otras malas, para resolver alguna cuestión. Si se trata de un grupo de empresarios, suele surgir alguna buena idea, en el caso de políticos, ya se imaginará usted: hacen alfa pañales)
El caso es que la fiebre del Mundial se calmó por dos días…lo que aprovechó el corredor mexicano de Fórmula Uno Sergio, “Checo” Pérez….para regar la mermelada. (En realidad, debimos escribir “para zurrarla”, pero tampoco hay que abusar de la libertad de expresión. Reservemos la frase parea usarla la próxima vez que hable el líder de los senadores panistas)
Ya debe usted estar enterado: la preguntaron al mejor corredor mexicano de autos de carreras, si aceptaría competir con una dama piloto que acaba de debutar en la Fórmula Uno. Y declaró el “Checo” que lo que debería hacer dicha señora, es “irse a la cocina”.
Y se le vino el mundo encima a Checo Pérez.
De misógino, xenófobo, sexista no lo bajaron la prensa y gente del automovilismo. (Nadie- o casi nadie- usó la palabra “machista”, que era la más adecuada, pero es que es estos casos hay que darse un poco de caché)
El hombre trató de justificar su exabrupto. Que no hablaba en serio, dijo. Que la corredora en cuestión, era su amiga muy buena piloto y que su marido era representante suyo- o algo así-. Pero nada le valió.
Quedó peor que Vicente Fox cuando en una entrega de lavadoras automáticas de ropa, habló de las otras, las “lavadoras de dos patas”: las damas que dejarían de sobarse el lomo, gracias al obsequito presidencial. Pero de Fox era de esperarse eso y más:
Recuérdese que, siendo Presidente, en plena campaña por Los Pinos, pidió a los mexicanos que no se dejaran engañar por López Obrador “como viles chinos”. Frase que en México siempre se ha usado coloquialmente sin que se enojen los dueños de los cafés de chinos, excepto-solo por ahora-, los que están en la calle de Bucareli. Pero por tratarse del escenario- la campaña presidencial- a la embajada del País del Sol Naciente no le gustó nada el chistecito de don Vicente.
Como no había elementos para una protesta diplomática, mandó el gobierno asiático una delegación de alto nivel a rendirle un homenaje ¡al ex Presidente Luis Echeverría! Y es que LEA fue el primer Presidente de México que le dio al país de Lin May la importancia debida. Y, además, su señora, María Esther Zuno, acostumbraba disfrazarse…digo: vestirse de china poblana.
Desde luego, no vamos a poner al Checo Pérez a la altura de Fox ni de Echeverría: el corredor de bólidos está en un nivel superior. Pero nadie le ha dicho que tiene otra justificación para haber usado la frase: el que la lanzó por primera vez, que recordemos, a nivel nacional fue un secretario de Gobernación y no don Jesús Reyes Heroles ni don Fernando Gutiérrez Barrios, precisamente.
“¡El hombre a la oficina y la mujer a la cocina!”, regañó a un grupo de señoras rijosas don Carlos Abascal Carranza. Ultimo secretario de Gobernación de Vicente Fox- ¡claro!- y postulado por el PAN candidato a Santo de la Iglesia, al fallecer meses después.
Para que sepan los enemigos del Checo Pérez con quién se meten.
(Y, ahora sí, dispóngase usted a ver las semifinales del Mundial)

¡RRIINNGG!
• Bueno, Palacio de Gobierno del Estado de México…
• ¿Autorizó Eruviel que se instalen gasolineras casi una frente a otra?
• ¡Shhhttt….no le vaya a oír Peña Nieto y darle pa atrás!

EPIGRILLO
Policías a la segura:
se amparan y corrupción
continúa. (Depuración,
vale señores ¡de pura…!)

Comenta con Facebook