MINUTO X MINUTO

Chirona 25 de Junio del 2014


Eeeeeeeeeeeehhhhhh….lotes, jajajaja, bueno, bueno, eeeeeeeehhhhh….puuuuues aquí estamos de nuevo, ese comandante neta que se va liso, se agarra vacaciones muy seguido, ya pues, ya pues… Y po’s pa’ entrar en materia, no nos cansaremos de decir o más bien de alabar a los bombones, (bomberos, pa’ los que no entendieron), neta que sí son unos verdaderos héroes anónimos, a todo le hacen, de todo saben, claro en todo están capacitados y no es obra de la casualidad, igual apagan incendios, combaten enjambres de abejas, rescatan a atrapados en choques, rescatan a ahogados, y hasta la hacen de parteros. Sí, resulta que el pasao fin de semana los bomberos trajeron a este mundo terrenal a dos bebés, el primero de los casos fue el domingo en un domicilio particular en la colonia Juan Lira, Alejandra Galindo González, de 23 años de edad, se encontraba en el baño de su domicilio, ahí fue atendida por los bomberos. El segundo llamado fue el pasado lunes cerca del mediodía cuando acudió a la estación de bomberos No.1 Karen Rodríguez Vázquez, de 20 años, con dolores de parto, ahí se le prestaron los primeros auxilios hasta que nació su bebé… cambiando de tema, algo pa’ reflexionar, ire, el lunes, después de que terminó el juegazo de la selección (aunque se enoje el negro), cientos, quizás miles de duranguenses salieron a las calles a festejar peeeeeero, la neta aún no hay nada que festejar, fue el pretexto perfecto para hacer puro desmadre, para aprovechar el momento y decirles a los cuicos eeeeeeeehhhhhh puuuuuu….s, ellos po’s nomás a aguantar vara. Este comandante estuvo ahí, nadie se lo contó, por lo que pudo constatar que las morrillas y los morrillos, así quisieran vivir su vida, sin control, sin metas, pura diversión y en donde esté de por medio el alcohol, al ver las conductas de ellos y de ellas, lo-lo se me vino a la mente que uno así era, uno en la calle y los papás de uno pensando que sus muchachos como son los mejores estudiantes del mundo, po’s están en la escuela… El pecs, es cuando se termina la fiesta, ahora sí a pensar cómo demonios hacerle para llegar a la casa, qué ingaos inventar y justificar el estado de ebriedad, o simplemente se pone uno la capa de “me vale maaaa…lo que me digan”…Y es que nomás hubieran visto mis compas, el consumo de alcohol fue exagerao, es más ni en los mejores tiempos del “gux-bar”…. Y aguas, porque en donde vuelva a ganar Rafa Márquez y compañía, ora sí van a voltiar la ciudad al revés…
enChirona@hotmail.com