Loading

Chivas no voltea hacia abajo

columna-(Imago7-Jorge-BarajEn Guadalajara no hay quien se acuerde en estos momentos de los problemas de descenso con los que iniciaron el torneo

Definidos los semifinalistas de la liguilla. Uno de los grandes, el Ferrari de Matosas se va, mientras las Chivas ya ni se acuerdan del calvario del arranque del torneo, ni quien recuerde que entraron al torneo luchando por mantener la categoría, hoy el Rebaño de la mano de Marco Fabián con un triplete y vaya goles, avanzan a semis. ¿Que debemos de exigirle a Chivas a partir de hoy? ¿Debe el Guadalajara ganar el torneo?
Terminábamos por pedirle al árbitro que silbará el final, luego de los pleitos en las gradas luego que un grupo invadió el terreno de juego, poniendo en peligro a jugadores y aficionados, exigiéndole a los rojinegros que le pusieran más intensidad, a los pupilos de el Jefe Boy les faltó ideas en todo el encuentro, al final caen 4-1.
Siguiendo con el América de las Águilas caídas ya Michael Arroyo había colgado de las fantasías, la clasificación americanista. Al 87’ metió el balón hecho obús en ese limbo donde ni arqueros como el Conejo Pérez llegan. 5-5 en el global y América ilusionaba y se ilusionaba.
Jugando con 10 y un traidor desde el inicio y desde el 33’ con 10 y sin traidor, porque Paolo Goltz cumplía su misión de ser expulsado, las Águilas estuvieron dos veces en Semifinales del Clausura 2015, cuando el redimido Pablo Aguilar puso el 4-4 y con ese zapatazo de Arroyo en el 5-5.
Aunque La historia relatará el 4-3 final (7-5), con la exaltación de Pachuca a Semifinales, la genuina historia se escribió al 94’. Sólo siete minutos después de lo que parecía otro milagro americanista. El gol de Cano era obsoleto, obsceno hasta para Pachuca.
Pero… O Roberto García Orozco enmienda o tiene encomienda. Dos veces en el Clausura 2015 decidió no marcar penaltis similares al que este sábado decidió sí marcar contra Pablo Aguilar. Un disparo de Mosquera a quemarropa. El balón tenía domicilio de gol y la mano del paraguayo interrumpe la fatídica trayectoria. En el libro de los misterios post-mortem, permanecerá la duda sobre si iba o no al alcance de Moisés Muñoz.
¿América? A limpiar el pelotón, que seguramente comenzó a tirar escombros este mismo sábado, con Goltz, y le seguirán en esa ruta las grandes contrataciones pedidas por Antonio Mohamed y que precipitada y torpemente aceptó Ricardo Peláez, antes de sentarse con Matosas. ¡Bendita liguilla!

Comenta con Facebook