Loading

Como cada año dejaron a los productores frijoleros “chiflando en la loma”

Cada año los productores frijoleros de las diferentes regiones de la entidad tienen que enfrentar situaciones cada vez más complicadas, al inicio de cada ciclo agrícola, allá por el mes de enero -o sea el próximo-  requieren recursos para empezar a trabajar las tierras, desde el rastreo, la aplicación de insecticidas y plaguicidas, el costo que les representa la gasolina, el diésel y la mano de obra de quienes los apoyan hay que agregarle que se está en plena acuesta de eneroc,  aunque habría que decir que los campesinos viven una cuesta permanente que los mantiene sumidos en una dramática pobreza, según estimaciones el 35 por ciento de los campesinos en este país están en estas condiciones y no se ve ni por donde mejore su calidad de vida.

El estado de Durango no es la excepción, desde hace muchos años los productores de esta leguminosa han ido permanentemente a la baja, cuando hay mucho frijol el precio se cae y no hay ganancia para ellos, si acaso Esalen tablass, pero si no hay frijol es la misma, se lo compran al mismo precio y los que ganan son los intermediarios, esto es algo que sucede con la totalidad de los productos en este país, a lo cual hay que agregarle los cupos de importación que se autorizan debido a los tratados internacionales y que obligan al gobierno mexicano a permitir la entrada de granos, frutas y todo tipo de alimentos, algo que abarata los productos mexicanos, así que como se puede ver, no existe manera de que los campesinos del sector social puedan subsistir de la agricultura.

Ante esto, los campesinos ya solo siembran por tradición, por costumbre, dijo alguien, ,por devociónp, mucho se habla y se presiona porque al final del ciclo agrícola las autoridades implementen un esquema de comercialización y que fijen un precio piso para temer una referencia de venta, sin embargo cuando se dignan a hacerlo (si es que lo hacen) los productores del sector social ya vendieron sus cosechas, a precios irrisorios, pero lo hacen a quienes les entregan su dinero en ese momento, ellos no se pueden esperar hasta que los funcionarios hagan sus cuentas y determinen un precio con base a la oferta y la demanda, o de cuanto frijol del extranjero ha ingresado por las fronteras al país para ver más o menos cuanto se les puede pagar.

Lamentablemente el tema de la comercialización del frijol se utiliza cada año como algo político, líderes de organizaciones sociales, funcionarios, diputados, regidores, alcaldes y hasta los gobernadores se mantienen bajo los reflectores hablando, opinando, o dizque haciendo gestiones para apoyar a la gente del campo, desafortunadamente la gran mayoría de estos conocen a fondo la problemática y si la conocen la llevan al terreno que mejor les conviene, prefieren estarse confrontando a través de los medios de comunicación para ver quién es el que promete más, aunque no resuelva nada, mientras tanto quienes necesitan el frijol para comercializarlo y venderlo a un precio que les deje jugosas ganancias, como todos los años, hacen lo suyo, los tiempos son fatales, entre más pronto logren sus metas de compra, mejor para ellos, el mercado los espera, mientras las dependencias de los diferentes niveles de gobierno hacen como que van a ayudar a los campesinos, pero como ya se sabe, siempre lo hacen demasiado tarde, y este año no fue la excepción, habrá que esperar a que se asiente el nuevo gobierno y a ver qué sucede el próximo año, se aceptan apuestas.

Comenta con Facebook