Loading

Controles de confianza

Sin Punto y ComaEn los últimos años se han puesto de moda los Controles de Confianza porque cada día confiamos menos en nosotros mismos. Evaluación Médica, Evaluación Toxicológica, Evaluación Psicológica, Entorno Social y la Situación Patrimonial, y Evaluación Poligráfica que verifica la confiabilidad y honestidad de las personas.
Normalmente a quienes aplicamos este tipo de Análisis es a los integrantes de las policías del país, pero me parece que en México tenemos un fenómeno que no hemos podido comprender pero que desde hace algunos años se mantiene latente.
Quienes menos confianza generan son los políticos. Y esto no es un asunto de partidos, aunque también tienen mucho que ver las prácticas internas y los compromisos que se adquieren a causa de las complicidades para seguir avanzando.
La pregunta que nos hemos hecho muchos periodistas que hemos discernido acerca de la condición que estamos viviendo con la grave corrupción gubernamental es: ¿Por qué no les hemos exigido a los políticos un examen de Control de Confianza?
La razón es que por ahora es el gremio que mayores desastres ha venido ocasionando a la sociedad. Tenemos malos policías que se coluden con los criminales, pésimos deportistas, una clase empresarial poco solidaria y muy rapaz, pero también malos políticos que forman parte de ese crimen organizado que se colude para enriquecerse a costa de los contribuyentes. De ahí la necesidad de establecer Controles de Confianza a quienes hacen política.
La impunidad y el cinismo con que se conducen adquiere tintes de tragedia desde el momento en que el avance social ha sido nulo desde hace muchos años por los excesos del poder. Las condiciones que generaron turbulencia en el pasado parecen reeditarse, y no estamos haciendo nada para contenerlos. La disparidad es brutal y la pobreza de la mayor parte de los mexicanos ofensiva. Ojalá reaccionen y abran los ojos quienes nos conducen. Al tiempo.

Vladimir.galeana@gmail.com

Comenta con Facebook