Loading

Crece incertidumbre sobre presupuesto federal para Durango

Corre ya la primera semana del último mes del año y Durango, como el resto de las entidades federativas, desconoce si el gobierno de la 4ta Transformación aprobará el presupuesto de obra que la administración del gobernador José Aispuro Torres le ha presentado y que contempla obras estratégicas para el desarrollo de la entidad.

Hasta donde se puede observar, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador continúa ensimismado en sus propios temas (las consultas populares, el Tren Maya, los temas derivados de la cancelación del Aeropuerto en Texcoco, el litigio por los poderes extraordinarios que le otorga a los súper delegados…), y continúa ignorando lo que es prioritario para las entidades federativas.

En lo que corresponde a Durango, en su más reciente visita, López Obrador anunció que las participaciones federales a través de los programas asistenciales y las obras prioritarias, podrían superar los 10 mil millones de pesos.

La semana pasada,  se dio a conocer que el gobierno de Durango aspira a contar con un presupuesto federal de más de 30 mil millones de pesos para 2019, teniendo como referencia que para el año en curso se obtuvieron 27 mil millones.

El gobernador del estado, José Rosas Aispuro, indicó que esa es la propuesta que se pone sobre la mesa, en espera de contar con el apoyo de la Federación para que a Durango le vaya mejor el próximo año.

“Sabemos que Durango fue uno de los estados con menos crecimiento en cuanto a presupuesto federal, durante los último años, por lo que esperamos esta situación cambie y se atiendan las necesidades que desde hace años se tienen”.

Señaló que tan solo para atender el rubro de la infraestructura (en proyectos estratégicos), se solicitó un moto de alrededor de 10 mil millones de pesos, esto sin incluir las participaciones federales del Ramo 28, ni lo del Ramo 33.

Aispuro Torres manifestó su reconocimiento a las diputadas y al diputado federal, por las labores de gestión que han realizado a favor del estado de Durango, quienes estuvieron presentes en la reunión que se llevó a cabo el martes de la semana pasada, en la que se tocó el tema presupuestal.

“Las cosas no se ven sencillas, son complicadas, pero hay que tener confianza en que vamos a contar con recursos suficientes para que el estado siga avanzando, sobre todo en materia de infraestructura”.

Habló de la importancia que representa la culminación de las diferentes obras que se encuentran en proceso, además del inicio de la construcción de la Presa Tunal II, una obra muy esperada por los ciudadanos por el impacto positivo que representa.

Ayer, el coordinador de la fracción del PAN en el Congreso local, Carlos Maturino, se quejó de que Durango no apareciera entre los 100 compromisos enlistados por el gobierno de López Obrador, lo que exhibe de alguna manera la preocupación mostrada por el gobernador Aispuro al mencionar que “las cosas no se ven sencillas, son complicadas…”.

Pero la situación de la entidad con respecto al trato que pudiera recibir del nuevo gobierno, no es única. La semana pasada, el gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro denunció la poca atención de los secretarios del gobierno de la 4ta Transformación a los proyectos de desarrollo presentados.

El 22 de noviembre, Alfaro consideró como inadmisible que Jalisco esté excluido de un presupuesto que a su parecer debe ser entendido como un instrumento nacional de desarrollo y no solamente como orientador del gasto federal.

A pesar de sostener encuentros con los secretarios de estado para plantear los proyectos prioritarios para Jalisco, ninguno de estos (proyectos) se han incluido en la propuesta de presupuesto que se presenta a la Cámara de Diputados.

“Lo que estamos exigiendo es  que la Federación asuma la corresponsabilidad en la solución de los problemas urgentes… de Jalisco”.

Alfaro especificó que no ve reflejado en el próximo presupuesto la atención a proyectos que priorizaron “a partir de la lógica de construir obras ya iniciadas y con registro en la Unidad de Inversión de la Secretaría de Hacienda” y aseguró que en el Ramo 23 no se incluyeron ninguna de las propuestas que los municipios jaliscienses han hecho para atender las necesidades de la población.

Bueno, pues si así están las cosas con uno de los poderosos estados del país, como es Jalisco, ya nos iremos imaginando el trato que le dará López Obrador y su gobierno, a nuestra entidad.

Ojalá y nos equivoquemos.

Comenta con Facebook