Loading

Decepción Nacional

Finalmente se consumó lo inevitable. Por un lado, el candidato líder de punta a punta arrasó en la contienda electoral por la Presidencia de la República, por otro, la Selección Mexicana fue eliminada del mundial por uno de los equipos favoritos a coronarse. En ambos casos, era solo cuestión de fe lo que llevó a muchos a pensar en que ocurriría algo diferente.

Las grandes casas encuestadoras recuperaron algo de credibilidad. Los resultados indican que los análisis demoscópicos no estaban cuchareados como se pensaba. La ventaja demencial que mostraba la enorme diferencia entre Andrés Manuel López Obrador y sus competidores se demostró fehacientemente en las urnas.

Se deben considerar para el análisis diferentes factores. El primero, sin lugar a dudas, es el hartazgo en las instituciones, incluyendo a partidos políticos. Los no pocos escándalos de corrupción a nivel federal y en varios estados. Además, la campaña proselitista de doce años continuos de AMLO, que supo capitalizar el descontento ciudadano.

Las que antes del 1 de julio eran las principales fuerzas políticas del país, el PRI y el PAN, desde luego que también contribuyeron, con sus malas tomas de decisión, en allanarle el camino al hoy presidente electo. El PRI, en este caso Peña Nieto, eligió a un mal candidato. Resultó fallida la apuesta de manejar lo de “candidato ciudadano”. Jamás prendió su campaña. En los estados otorgaron candidaturas a grupos de poder muy cuestionados por la militancia, como fue el caso de Durango.

Lo del PAN fue más grave porque claudicaron a sus estatutos, se faltó el respeto a personajes que habían sido cruciales en años recientes. Anaya también resultó un mal candidato. La sombra del escándalo de las bodegas en Querétaro y el presunto lavado de dinero terminó devorándoselo. El Frente que conformó, hoy en la derrota está prácticamente liquidado. O acaso votaran en el mismo sentido en temas puntuales como el matrimonio entre personas del mismo sexo, el aborto, la legalización de la mariguana. Difícil imaginarlo. El único objetivo del Frente fue el meramente electoral, repartir candidaturas.

En Durango las lecturas del aplastante triunfo de MORENA presentan otros elementos para el análisis. Al igual que en las elecciones locales del 2016, el magnetismo de un buen candidato provocó la votación en cascada en favor de los demás abanderados a otros puestos de elección. En aquel entonces, el carisma del candidato a la gubernatura, José Rosas Aispuro Torres, generó una votación y un resultado sin precedentes. El PRI se llevó la derrota más aplastante de su historia. Poco menos de dos años después, la coalición Juntos Haremos Historia (MORENA, PT, PES) da un golpe muy fuerte al gobierno estatal de Aispuro Torres. En los hechos, la ciudadanía ha reprobado en las urnas a la actual Administración Estatal. Sin lugar a dudas tendrán que venir ajustes, realizar modificaciones estratégicas y hacer un serio trabajo de evaluación y control de daños.

Del PRI hay muy poco que agregar. Al parecer quienes pretenden refundarlo solo pusieron atención en el distrito XV local. Del PAN se comprobó que localmente siguen enfrascados en sus pugnas internas. No supieron darle un contexto más favorable al gobernador, siendo que gracias a él obtuvieron un sonoro triunfo en el 2016.

En otro ámbito, la Selección Mexicana cayó en octavos de final ante Brasil, un serio contendiente al título. La esperanza y la pasión nos hizo creer en un triunfo. Se le hizo partido a la selección carioca en el primer tiempo. En el segundo, demostró su jerarquía la canairiña y se impuso con autoridad. De nueva cuenta, se frustró el llegar al quinto partido. Hoy más que nunca el Tri se convirtió en  la decepción nacional.

En el terreno de juego y en las urnas la realidad terminó imponiéndose de manera aplastante.

Botica

Morelos.- Como parte de la avalancha de votos para MORENA y AMLO en todo el país, Cuauhtémoc Blanco, el último gran ídolo del americanismo, se alzó con un contundente triunfo electoral que le significa el convertirse en el próximo gobernador del estado de Morelos. Uno de los principales culpables de la debacle del PRI en Durango, Jorge Meade Ocaranza, con esfuerzos obtuvo un muy lejano cuarto lugar. Al parecer, allá sus paisanos lo conocen, no se dejaron engañar y le asignaron el lugar que a su consideración merece.

ladoscuro73@yahoo.com.mx

@ferramirezguz

Comenta con Facebook