Loading

Diferencias entre el proyecto de López Obrador y Venezuela…

Inicio esta columna advirtiendo que no es apta para aquellos quienes tienen criterio político sensible, ya que el objetivo de la misma es tocar el tema de la comparativa entre el proyecto de Andrés Manuel López Obrador y la situación actual de Venezuela, tema que sin lugar a duda, siempre genera debate y opinión dividida.
Comencemos analizando el entorno; dos países latinoamericanos, con una diferencia considerable en extensión de territorio y población total, 33 millones de habitantes en Venezuela, mientras que en México somos 122 millones, la ubicación geográfica de ambos países son distintas, así como una marcada diferenciación en sus actividades económicas; mientras que en México la agricultura, la extracción de minerales como la plata, y el petróleo crudo son sus principales fuentes económicas. Venezuela por su parte es un país que le apuesta todo a la extracción y refinamiento del petróleo, para su exportación y consumo interno.
¿Se puede comparar el sistema político de México con el de Venezuela? Hay quien dice que ningún sistema político es comparable con otro porque los actores y el contexto cambian a cada momento, o bien que ningún país se puede comparar con otro porque cada uno tiene una historia distinta: como México no hay dos y, como Venezuela, tampoco.
Algún iluso muy ignorante podría pensar que los gobiernos de los venezolanos Hugo Chávez y de Nicolás Maduro son iguales al proyecto de nación que propone Andrés Manuel López Obrador, contaminados con el pensamiento empresarial, quienes por miedo a perder privilegios fiscales difundieron a través de los medios de comunicación en 2006 una campaña de desprestigio en contra del tabasqueño a quienes llamaban “Un peligro para México”, el verdadero peligro quizá es difundir esa mal información con total desconocimiento de la Constitución política de México y de Venezuela.
Centrando la comparación entre el candidato de MORENA y sus propuestas, con Venezuela y su sistema político a continuación destaco 3 puntos principales.
1. López Obrador no es un peligro… Demostrado quedó cuando fue jefe de gobierno de la Ciudad de México, de 2000 a 2005. Fue reconocido como el segundo mejor Alcalde del mundo por City Mayors. Hubo mesa de diálogo con empresarios locales y realizó la construcción de una obra sin precedentes: El segundo piso del periférico.
Marcó un hito en la política, siendo el único personaje de México –y quizá del mundo- en realizar una conferencia de prensa, todos los días a las 6 de la mañana, para informar a la prensa y responder cuestionamientos, teniendo así cobertura nacional e incluso internacional de sus acciones.
En términos de corrupción el tabasqueño actuó de manera ejemplar, a pesar de que dos de sus colaboradores más cercanos se vieron envueltos en escándalos de corrupción, ambos cumplieron un castigo, tanto Ponce como Bejarano pisaron la cárcel, algo de lo que no se pueden jactar muchos políticos que impunemente están en libertad, y que buscan “crecer” dentro de la política a pesar de tener un historial negro.
Aplicó un plan de austeridad ¿Qué quiere decir esto?, redujo el sueldo de altos funcionarios, eliminó privilegios innecesarios; gastos de telefonía, viajes, vales de gasolina, asesores en demasía, de ahí el ahorro para invertir en obra y en programas sociales.
Por último en el tema de corrupción menciono que Andrés Manuel López Obrador, ha sido el político más investigado y espiado por la maquinaria del estado, hasta la fecha sin encontrarle algún hecho que lo implique directamente a él, a diferencia del lavado de dinero de Anaya que está documentado o de los desvíos de Rosario Robles junto con Pepe Meade.
2. López Obrador no es Hugo Chávez… Vamos a desbaratar este mito, iniciando con comparar a ambos líderes, mientras que Hugo Chávez era militar, estuvo preso y fraguo un golpe de estado. López Obrador se ha mantenido al margen de esos temas, participado en la vida pública del país, siendo Director del Instituto Indigenista de Tabasco, presidente estatal del PRI, después salió de dicho partido por no empatar ideales y fundo el PRD junto con Cuauhtémoc Cárdenas, más parecido a Hugo Chávez es el esposo de Margarita Zavala Don Felipe Calderón, quien durante su sexenio se vestía de militar y manchó al pueblo de México de sangre, o Carlos Salinas de Gortari que privatizó tanta empresa pública se le pusiera enfrente…
3. López Obrador y el populismo… Como mencioné en el punto 1, el plan de austeridad generó un ahorro público, que en base a una planeación estratégica se utilizó para crear nuevos programas sociales, la pensión mensual para adultos mayores fue tachado de populismo en 2004, en la actualidad ha sido replicado en muchos estados de la república.
No es casualidad que el sector de población con mayor grado de estudios, empresarios importantes, intelectuales y líderes de opinión, no se traguen la mentira del tema del populismo.

Whatsapp: 6188220500
Facebook: Felipe Hernández Orona
Twitter: Felp0

Comenta con Facebook