Loading

Dificultades en el PAN…

Localmente, la política sigue su ruta. El PRI ya eligió a Esteban Villegas como su candidato a gobernador, mucho tendrá que trabajar y posicionarse sin confiar todo a la estructura del partido, no debe olvidar que siempre se mantuvo abajo en las encuestas. Vendrá ahora la definición para diputados, para dar paso también a la selección de presidentes municipales y culminar el primer proceso para estas elecciones. En el PAN están enredados, sobre todo en la capital ya que el panismo tradicional prefiere un candidato panista, el resto de las definiciones no están exentas de problemas, Juan Quiñones deberá hacer acopio de prudencia y mucha paciencia para satisfacer a todos los grupos, los días que vienen van a ser de mucho trabajo político y las decisiones que se tomen deben ser las más adecuadas pues serán de gran trascendencia para el panismo; por su parte, su candidato a gobernador José Rosas Aispuro, a su estilo muy particular, no ha dejado de trabajar, alejado de los reflectores y micrófonos a los que recurre cuando considera pertinente. Aispuro no se confía, sabe que ésta es su última oportunidad para alcanzar la gubernatura.
En el ámbito nacional, no parece que vaya a serla mejor semana que durante su aún breve estadía en la dirigencia de Acción Nacional hayan pasado su presidente Ricardo Anaya Cortés y muchos de los que con él comparten la responsabilidad de conducir al otrora partido de las derechas.
Y esto, que se advertía (“Cómo, quién la trajo…”)  no sólo porque en las próximas horas deba enfrentar a su Comisión Permanente en un encuentro que se prevé no exento de reclamos y exigencia de explicaciones por los malos resultados obtenidos en Colima, donde él aceptó mantener como candidato al impresentable Jorge Luis Preciado, sino también, por el cada vez más escandaloso caso de Lucero Sánchez López, cuyo inocultable involucramiento con “El Chapo” Guzmán mueve a no pocos a especular sobre la penetración de la narcopolítica en el PAN.
Ello pues, más la posibilidad de que esta misma semana la PGR solicite que se gire orden de aprehensión en contra de la legisladora -que en tal caso podría perder el fuero de que ahora goza- es lo que mueve a especular que la situación del queretano es en tal forma comprometida, que no carecen de validez versiones según las cuales, para -otra vez- intentar aminorar el golpe (político) a su imagen, optará por remover a su hasta ahora estrella Santiago Creel de la Secretaría de Elecciones o incluso, a iniciar una suerte de juicio político contra el maderista Jorge Villalobos, a quien se pretende imputar el reclutamiento de (la) Lucero azul.
Tal es la complejidad del atolladero en que se encuentra inmerso el autopromocionado dirigente del blanquiazul -vía el uso personal de tiempos que como prerrogativa tiene el partido en radio y televisión- que, al margen de consideraciones y/o motivaciones, debió ser su principal competidora por la candidatura presidencial de cara al 2018, Margarita Zavala (de Calderón) Gómez del Campo quien exigiera cuentas al CEN sobre un caso que, insistamos, mueve a pensar en la narcopolítica -en el eventual intercambio de cargos, una diputación, por ejemplo, por apoyo económico a políticos específicos-, algo que recientemente sólo se había visto en el PRD (guerrerense).
Interesante sin duda y crucial de cara a sus aspiraciones futuras, la semana que comienza para el dirigente panista que quiera o no, deberá aceptar su responsabilidad -indirecta al menos- en el reclutamiento, promoción y la poca vigilancia sobre el quehacer de la legisladora sinaloense Sánchez López que conforme a versiones disponibles, vivió sus mejores momentos cuando su ahora opositor Gustavo Madero ocupaba la máxima posición de la dirigencia en el blanquiazul y él la Secretaría General.
Comentarios: observatoriociudadano01gmail.com
Twitter: jparreola torres
Blog: Juan Pablo Arreola Torres
Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Comenta con Facebook