MINUTO X MINUTO

El dilema de Los Pinos: Meade o un priista para el 2018


A estas alturas del partido, seguramente el presidente de la República Enrique Peña Nieto, ya ha sido debidamente informado por su emisario Enrique Ochoa, presidente del CEN del PRI y ha tomado el pulso, espero que de manera correcta, sobre la efervescencia que se vive al interior de ése partido.
Estos últimos días han aflorado voces de prominentes liderazgos en torno a los famosos candados estatutarios y un ambiente de rechazo a un candidato externo, que, es evidente, se trata de José Antonio Meade, el favorito del grupo en el poder, particularmente de Los Pinos, pero que no es militante del partido, personaje que incluso, se aprecia más cercano al panismo. El otro, que está en el corazón de Peña, es Aurelio Nuño, aunque no sepa ler.
César Camacho, ex presidente del CEN del partido y actual líder camaral, ha alzado su voz a los medios, con una posición concordante con la postulación de un candidato externo, al afirmar que, el partido debe poner sus puertas anchas, abrirse a la posibilidad de postular a un perfil no necesariamente militante porque son tiempos, dijo, de apertura y de inclusión y no negarle los derechos políticos a todo ciudadano que consagra nuestra Constitución.
Francisco Labastida Ochoa, ex candidato del PRI a la presidencia de la República, en una entrevista que le hicieron ayer en Reforma, coincidente con el extinto ideólogo que presidió el partido en los años setenta, Jesús Reyes Heroles, plantea que primero es México y luego los partidos. Y pide Labastida que se elabore primero un programa de gobierno que abarque los temas de seguridad, desarrollo económico, el combate a la pobreza y a la corrupción, etc. y después la nominación de su candidato.
Pero, agrega, “lamentablemente no ha sido así, yo no veo que hayan convocado a esta 22 Asamblea a los expertos que tenemos en todas las materias, ni a gente brillante que pueda aportar ideas para elaborar propuestas de gobierno, han excluido a muchos que yo sé, no han sido invitados, ni a mí me han invitado, que soy consejero nacional. Así, yo no veo una asamblea que sea sustantiva”.
Dijo Labastida: “Yo no arriesgaría perder a la militancia por nominar a un externo, tienen que cuidar que no se fracture el PRI porque sin militancia perdemos, entonces, debemos cuidar, tener ciudadanía sin perder a la militancia y dentro del PRI, sí tenemos cuadros, ahí está José Narro, secretario de Salud; Federico de la Madrid, de Turismo y Pepe Calzada de Agricultura”. Yo agregaría al propio Manlio Fabio Beltrones, que es un economista de avanzada y tiene una visión de Estado.
“Todo va a consistir”, terminó diciendo Labastida Ochoa, “lograr acuerdos con todos sus actores y corrientes, esa es la política finalmente, el arte de las negociaciones. No podemos darnos el lujo de despreciar o subestimar a la militancia por un capricho, tienen que ser muy cuidadosos para no fracturar al PRI, ya son otros tiempos”.
Por otra parte, el ex gobernador de Sonora, Manlio Fabio Beltrones, ex líder del partido y dos veces líder camaral, evidentemente se fortalece gracias a las políticas fallidas de la generación política del “nuevo PRI”, y sabedor de ello, convocó el martes pasado a más de un centenar de ex Diputados Federales que él lideró en la LXII Legislatura, la que aprobó el Pacto por México e insistió en su vieja propuesta del gobierno de coalición a partir del 2018, para que no gobierne sin legitimidad una minoría.
En esta reunión en la Hacienda de Los Morales, insistió en la defensa de la identidad del partido para “que deje de ser un vehículo que sólo traslada a personajes a responsabilidades públicas, pero sin compromisos con el partido, que luego resultan ser unos delincuentes”.
Y habló de ya no perder más el tiempo discutiendo sobre las reglas para nominar candidato, que se respeten las reglas que ya tenemos y están vigentes, sin quitarle ni ponerle y que haya piso parejo para los que aspiren a la candidatura presidencial y ocuparnos ya a elaborar el programa de gobierno y nuestras propuestas para el 2018, esto es lo más importante, agregó. En coincidencia con Labastida.
En tanto las otras corrientes políticas como “Expresión partidaria” que encabeza la ex gobernadora de Yucatán, Gloria Ivonne Ortega; “Experiencia priísta” que encabeza el ex presidente del CEN César Augusto Santiago; “Democracia interna” que lidera el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz y “Alternancia Generacional” que representan José Ramón Martell y Pepe Alfaro, siguen en lo dicho: Consulta abierta, a la militancia y a los simpatizantes, para nominar candidato a presidente. Incluso, si llega a ser candidato externo, que también se someta a la consulta.
Recordemos que anteriormente declaró Manlio Fabio, que de los acuerdos que salgan de la XXII Asamblea Nacional, dependerá sí él se decide a buscar la candidatura a la presidencia de la República. Falta poco para saberlo. Así están las cosas en estos momentos al interior del PRI.