Loading

Dos caballeros de la política y un patán en Canal 12

El pasado sábado 30 de agosto, hoy ya estamos en septiembre, en el programa de análisis y debate que dirige Héber García Cuéllar, el tema de las consultas populares por parte del PRI, PAN y PRD, fue lo que reunió a los dirigentes del PRI: Otniel García Navarro; del PAN: Víctor Hugo Castañeda Soto y a Iván Ramírez, ex dirigente del PRD y responsable de realizar en Durango la consulta de su instituto político.
El encuentro fue verdaderamente entretenido, particularmente por la personalidad de todos los participantes, incluyendo al conductor García Cuéllar y su particular forma de llevar el programa.
Más allá de la trascendencia del tema a debatir y si lo dominaron a no, más allá de eso, hablaremos de la personalidad, del comportamiento de los representantes partidistas.
Iván Ramírez, fue el que menos participación tuvo. Una persona preparada, educada, bien intencionada pero, por lo que ahí observamos, con escasas tablas para enfrentar a los contrincantes en este tipo de escenarios: la televisión. Pocas veces pudimos ver que se metiera en las conversaciones; que arrebatara la palabra, que recurriera al sarcasmo o a la descalificación. Llegó sin otro instrumento de lucha que su voz, su inteligencia y su civilidad.
Su planteamiento sobre la consulta de la reforma energética:
“A la ciudadanía, se le está haciendo el planteamiento, se le está informando de las modificaciones que hubo, las reformas que hubo en los artículos 25, 27 y 28 que tienen que ver con la rectoría del Estado, los temas que al final son los artículos económicos de nuestra Constitución y entre esos también va el artículo 28, como lo acabo de mencionar, que tiene que ver con lo de los monopolios donde existían sectores estratégicos como era, como es Pemex, como la Comisión Federal de Electricidad, etc., pero que al final de cuentas esto le da una apertura a la inversión extranjera, a la inversión privada, extranjera y pues al final de cuentas decimos ¿Por qué? ¿Por qué se abre esto? Sí que va a venir una inversión fuerte, que va a generar empleos, que se va a empezar a explotar lo que no se estaba explotando anteriormente, pero al final de cuentas nunca se agotó el tema de acabar con la corrupción al interior de Pemex, nunca se agotó el tema de invertirle a Pemex con el asunto de las refinerías, las últimas refinerías que se construyeron fueron las de Cadereyta y Salina Cruz en la época de López Portillo.
“Son las últimas que se construyeron y una que se cerró que es Azcapotzalco, creo que fue en el 91′, se cierra, pero no se invierte, Pemex está pagando cerca del 70% de impuestos que equivalen al 35% del ingreso para la Federación, esto nos lleva a que ninguna empresa pueda sobrevivir así, entonces no se agotó, no se utilizó efectivamente todo el recurso para invertirle a Pemex, entonces al final nos dicen “oye Pemex no es rentable”, ¡cómo no! Si lo es, está considerado dentro de las 20 empresas más importantes, más rentables del mundo, entonces eso es lo que queremos aclarar, no había necesidad todavía de hacer esa reforma, de abrir, de hacer esa apertura sin antes no haber agotado primeramente eso, ¿Por qué no se agotó el tema de combatir la corrupción?
Otniel García Navarro, con muchas más tablas que Iván Ramírez, presentó una “pelea” inteligente, echando los argumentos de peso por delante. El dirigente estatal del PRI, ha evolucionado para bien. Lo observamos maduro, controlado y con amplio conocimiento sobre los temas de consulta, de las tres consultas (la salarial del PAN, la energética del PRD y la reducción de los plurinominales del PRI). Inteligente, nunca cayó en las provocaciones de Castañeda Soto.
Los argumentos sobre el por qué deben reducirse los legisladores en el Congreso de la Unión, siempre estuvieron enriquecidos por el sentido común y ubicándose del lado de la ciudadanía. La mesura con que se condujo le impidió trabajar con audacia el histrionismo, impertinencia y soberbia con que siempre se condujo Castañeda Soto.

• La propuesta del PRI:
“Hoy en día después de las reformas del 96, después de las siguientes reformas electorales, existe un INE, un Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Hay alternancia en los gobiernos estatales y en el Federal. Ha ganado el PAN la presidencia de la República; la ha recuperado el PRI. El Distrito Federal lo gana el PRD. Entonces, hoy en día los partidos políticos principalmente los tres que estamos aquí, son competitivos y todo mundo sabe que cualquiera tiene la posibilidad de ganar una elección. Entonces, esto es bien importante. Por ello, ahora ya no se justifica esta inmensa cantidad de diputado, por ello, el PRI propone que se disminuyan de 500 a 400 diputados. Que se queden nada más los 300 de mayoría y queden 100 pluris y 100 se eliminen.
Y en el Senado de la República, de 128 senadores baje a 96 senadores ¿Por qué razones?
Una, al disminuir los pluris se le regresa la representatividad al ciudadano porque los diputados representan al ciudadano. Entonces, en la medida en que haya más diputados de mayoría y menos plurinominales tendrá más representatividad directa el ciudadano.
Víctor Hugo Castañeda Soto, indudablemente que es uno de los políticos duranguenses mejor preparados e informados que tenemos. Su problema es su protagonismo, su soberbia, su sarcasmo que lo hace cada día más enano. A lo largo del programa, pretendió descalificar a sus contrarios con poses de autosuficiencia grosera. Mientras hablaban sus oponentes, él se la pasaba hojeando documentos o mostrando, groseramente, carteles propagandísticos, sin escuchar los argumentos de sus pares.
Una postura, verdaderamente lastimosa de un ciudadano panista que al margen de su gran capacidad, nunca ha ganado una elección directa.
Castañeda Soto lucha porque cada día su presencia entre la sociedad política sea insoportable. Y lo está logrando.

Comenta con Facebook