Loading

Dr. Aispuro: negligencia también es corrupción…

En los últimos tiempos, los gobernantes en el país han caído en una serie de conductas y decisiones cuyas consecuencias significan afectaciones para la vida de la comunidad a la que dicen “servir”, pues muchos se autonombran “servidores públicos” cuando en realidad se sirven de sus cargos para beneficio personal y Durango no es la excepción.
Desde gobernadores que deliberadamente se roban el dinero que es de los ciudadanos porque es dinero “público” para la realización de obras en beneficio de la sociedad hasta quienes hacen “jugosos” negocios con concesiones en las que participa la iniciativa privada.
Pero también existen aquellos que toman malas decisiones o que por interés dejan de tomarlas y provocan, asimismo, alteraciones en la vida de las mayorías a las que dicen “gobernar”. A esos tampoco nadie les hace nada y pasan por los cargos en medio de la “inmunidad” que otorga el puesto -mediano o alto- que les garantiza vivir en la impunidad.
En los tiempos recientes hemos visto cómo errores que vienen arrastrando gobiernos de vieja data hoy arrojan saldos negativos cuyas consecuencias las tenemos que pagar los ciudadanos. Y sin embargo, no hay ninguna instancia -independiente a ellos, los gobernantes- que analice y sancione omisiones que le significan pérdidas de todo tipo a los gobernados, que somos los que supuestamente elegimos y mantenemos a esos gobernantes.
Son muchos y variados los problemas que venimos padeciendo, sin embargo, pondré estos casos para ilustrar lo anterior.
Primero: El transporte público en el estado ha sido pospuesto por anteriores administraciones por temor al “pulpo”, -ahí está lo sucedido con Uber- que controla el transporte, este problema, lo subrayo, es estatal, no sólo de la Capital, Gómez Palacio y Lerdo por mencionar los municipios más poblados. El problema es integral, pues comprende desde la reordenación y reubicación de rutas, capacitación de operadores, revisión de tarifas, la obligatoriedad de que los operadores estén afiliados al IMSS, y la modernización de unidades, sólo para mencionar los más importantes, no han sido abordados con la seriedad requerida, esto cuando se ha intentado hacer algo al respecto.
Año con año se agravan los problemas en el transporte, a tal grado que ha escalado límites que cada vez son más complejos y poco a poco se irán agravando más.
Si no se toman las medidas pertinentes, con carácter prioritario, esta situación atraerá condiciones cada vez más difíciles de resolver.
Segundo: Aunado a lo anterior, hemos de agregar el problema de la contaminación del aire que siempre que se aborda se ve soslayándolo, se presume que Durango puede ser destino turístico y la contaminación no le ayuda y he de decirlo, que el transporte público es el principal contaminante.
Así pues este problema se podría resolver al poner vereficentros con los equipos de última generación con las normas de operación más modernas y la obligación por ley de estarlos cambiando periódicamente, para contar de manera permanente con los vereficentros más modernos.
Claro que esto implica la debida capacitación del personal que los opere y la permanente actualización con la debida supervisión.
Tercero: Durango es un importante productor de frijol y recurrentemente año con año, los productores se quejan del retraso de sus pagos o del subsidio que reciben por dedicarse a ese cultivo. Es hora de que se haga un buen estudio para mejorar las cosechas, para organizar a los productores y proveerles de semilla mejorada, este núcleo de campesinos merece sean atendidos oportunamente.
Hay también otros productores que han sido olvidados como los de la manzana, los del melón, los del chile, los madereros, los cacahuateros. Los ganaderos y otros, que merecen ser atendidos. Pero también están los mineros, los microempresarios, las Pymes entre otros que su atención merece redoblar esfuerzos ya que todos en su conjunto pueden mejorar el PIB estatal.
Esto que menciono no desmerece la importancia de otros sectores productivos, hablamos de problemas que en su momento parecieran aislados y no es así, son problemas que cíclicamente aparecen año con año.
El que merece atención urgente es el de los delitos comunes, los robos a casa habitación y a vehículos y el resto de sus modalidades. Tampoco señalo todos los problemas que venimos arrastrando de años, son sólo algunos y se deben integrar a la agenda de gobierno.
Los políticos se han vuelto negligentes por una sencilla razón: no le rinden cuentas a nadie y menos les importan los ciudadanos a los que se deben y por quienes están ahí, aunque el cargo se los haya dado el “amigo” o el “compadre” a quien sí le deben “lealtad”, pero que a fin de cuentas es una extensión del derecho ciudadano a decidir quién gobierna su ciudad, su estado o su país.
Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com
Twitter: jparreolatorres
Blog: Juan Pablo Arreola Torres
Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Comenta con Facebook