Loading

Ejercicios Locales de Gobierno Abierto: prácticas y experiencias

Sin ProtocoloInvitado a través del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) participaré en el foro denominado “Ejercicios Locales de Gobierno Abierto: prácticas y experiencias”, que se realizará en la ciudad de Guadalajara, Jalisco”.
Este evento es organizado por el Instituto de Transparencia e Información Pública de Jalisco (ITEI) Ciudadanos por Municipios Transparentes (CIMTRA) y el apoyo de la autoridad estatal y municipal. Tendrá dos niveles de exposición: uno dirigido a la sociedad civil y otro a autoridades del estado de Jalisco e instituciones públicas.
Soy invitado en mi calidad de presidente del área social del gobierno abierto cocreación desde lo local y presidente del Consejo Ciudadano de Transparencia Municipal, ambos cargos y responsabilidades honoríficos.
Expondré la experiencia de la participación ciudadana en el órgano municipal de Transparencia Municipal y en el gobierno abierto, una proceso que sin duda es interesante, aunque socialmente aún no tenga los impactos que quisiéramos, incluso, sabemos que la sociedad abierta desconoce estas actividades que son fundamentales para el desarrollo democrático del país, y, para reconstruir el entramado entre sociedad y gobierno tan deteriorado.
Sin duda la tendencia debe de ser ciudadanizar las instituciones, en cada una de ellas deberían existir consejos ciudadanos reales y activos que participen en la elaboración de planes, en el conocimiento de proyectos, en la ejecución y supervisión de acciones y que con ellos se haga transparente y confiable la vida institucional.
No es posible que los ciudadanos amanezcamos cada día con noticias que siendo graves dejan de asombrarnos porque se vuelven cotidianas, siendo esto también gravísimo porque la sociedad va perdiendo la capacidad de asombro y por lo tanto pierde también la capacidad de reacción.
Así, sale a la luz pública un añejo problema como es el pésimo servicio en el ISSSTE que probablemente causó la muerte de su director general, o el baño del personal del IMSS dentro de los peroles en donde se preparan los alimentos de los enfermos hospitalizados y quizá hasta los alimentos de los médicos internos.
Vemos esa reiterativa información de la maestra neurótica que en lugar de ser atendida de manera profesional, esta frente a grupo agrediendo a los alumnos, con el conocimiento de su comportamiento de los demás maestros y directivos escolares que callan y se hacen cómplices, hasta que una madre de familia se da cuenta por los moretones que en su cuerpo tiene su hijo por los golpes que recibe de la maestra o maestro enfermo, o bien, porque el o la estudiante les comunica el maltrato que reciben del mentor enfermo.
La burocratización de los trámites institucionales, el mal comportamiento de empleados, la negligencia y apatía de autoridades, los actos de corrupción, la impunidad son temas que se deberían de ver de manera cotidiana por un consejo en que participaran desde el personal, los directivos de las instituciones y los ciudadanos, a fin de evitar estas prácticas perniciosas.
En la Unidad de Transparencia Municipal (UTIM) hemos avanzado de manera significativa en el tiempo y la calidad de la respuesta a las preguntas, consultas e inquietudes que plantean ciudadanos, académicos e investigadores sobre algún tema que corresponda a determinada área municipal.
En un principio nos enfrentamos a la negligencia y a la clásica creencia de que esto no va en serio, nos hemos venido imponiendo y en el municipio hemos cambiado negligencia por responsabilidad y respeto al ciudadano que requiere información.
Aún falta mucho, vivimos en un país en donde se escatima, se manipula, se oculta información, por ello, surgen las notas en donde se descubren actos de corrupción e impunidad al margen del conocimiento de los mecanismos para la transparencia lo cual impacta en la credibilidad de estos esfuerzos.
Es muy frecuente que en los actos de corrupción institucional se cuente con la complicidad y anuencia de los órganos internos fiscalizadores como contralorías, auditorías, dependencias de función pública; quienes implementan mecanismos para eludir la transparencia y a los órganos garantes.
En el gobierno abierto estamos trabajando en un plan piloto, el trabajo es complejo ya que se hace desde la responsabilidad ciudadana de los participantes sin la más mínima retribución y nos parece que ahí reside el mérito ciudadano de quienes participan no con la pervertida visión de ver qué se saca, cuánto se cobra, qué beneficios obtengo, sino con el convencimiento de que hay qué cambiar paradigmas para que el contexto cambie, si no, nos estamos acercando peligrosamente al voladero.
En el gobierno abierto no hay invitados de palo, ni participantes distinguidos, todos estamos en igualdad de circunstancias, todos discutimos con base a nuestra visión y compromisos pero que dejan de ser compromisos facciosos o personales para hacerlos sociales y de interés general.
En fin, hay mucho que hacer sobre la ciudadanización y la construcción de gobiernos abiertos. Somos conscientes que ante todo y sobre todo debemos creer en estos modelos, estar convencidos en ellos, y desde ahí, crear transformaciones que le den a nuestro país proyecto y rumbo asertivos y no caminos confusos y blandengues, sobre todo, sospechosos, como los que estamos viviendo en esta coyuntura compleja, estos y otros temas llevaré a Guadalajara. Como la ven.

Comenta con Facebook