Loading

El destino ahí viene…

ConfidencialESTIMADOS LECTORES:
• En la adversidad conviene tomar un camino atrevido
Seneca Anneo

Lo aceptemos o no, el futuro ya se conoce y para nada viene grato:
Es, más o menos, el destino fatal del planeta entero, pero con fechas ya establecidas. Para México -el anuncio fue hecho el miércoles santo en el Centro Espacial de Goodard, E.U.A.-, se trata de una sequía iniciada en la década de los ‘60s -favor de tomar nota de su comienzo, desarrollo y duración-, que nadie quiso frenar y ahora amenaza con volver, dentro de 45 años a partir de este 2015, un erial a toda la zona norte del Continente Americano, pero con mayor saña en México por encontrarse, como ningún otro país del área, en la franja más desértica del planeta.
Si hoy mismo Estados Unidos frenara toda la producción del bióxido de carbono que descarga en la atmósfera, algo de ese proceso podría amainar. Si todos los norteamericanos -los países, los gobiernos y los habitantes del área- contribuimos con una conducta ambientalista específica y, cuando llegue el momento, muy drástica, lograremos otro recorte a la destrucción, pero ya hay y seguirá creciendo una lista de efectos sin remedio alguno; daños que solo empeorarán y crecerán e, insisto, por su posición geográfica, México será el país que sufrirá las peores consecuencias…
Parte sustancial de lo hasta aquí escrito ya se los informé en anteriores entregas, pero es imprescindible repetirlo porque esto será como un Titanic, que se hundió sin remedio luego del encontronazo con el iceberg; y solo quedará construir el mayor número posible de posibilidades para rescatar a cuantos sucesores nuestros sea posible.
Porque, repito, el valor fundamental de lo que hoy y en adelante hagamos, será la supervivencia de nuestros nietos y quienes les puedan seguir…
En mis entregas anteriores sobre el tema ofrecí informarles sobre los programas que el gobierno mexicano tiene, hasta ahora, para enfrentar la peor amenaza que se haya cernido contra nuestro país desde que en el actual territorio de Yucatán cayó un aerolito que terminó con la vida de los saurios y parte importante de la humanidad en todo el planeta. Durante el resto de la semana les entregaré lo recabado, comenzando hoy con la siguiente introducción:
En enero del año 2013, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales recibió la instrucción, con carácter de urgente, de acabar frente a los riesgos que ya se conocían sobre amenazas cimplidas y otras en proceso, con la ausencia de un programa específico para el control de las sequías y sus efectos ya que, como les comenté, es un problema natural recurrente aquí como en toda la franja desértica del planeta, pero ninguna administración federal antterior había escrito un solo renglón rumbo a un trabajo integral y concreto.
A partir de esa fecha, la Comisión Nacional del Agua ha trabajado a marchas forzadas y en conjunto con las áreas correspondientes de los gobiernos canadiense y estadunidense, para presentar un solo frente, única manera de lograr resultados positivos en la lucha contra la sequía. El responsable directo de la orden ejecutiva del presidente Peña es el Doctor Felipe Arreguín Cortés, subdirector general técnico de Conagua y uno de los mejores especialistas nacionales en la materia.
Arreguín Cortés no ofeció vino y rosas como resultado de su trabajo, porque no los hay. Solo prometió realizar con responsabilidad la obligación que otros, en el pasado, dejaron pasar sin importar el perjuicio acumulado que eso significaría.
CONTINUARÁ…
lmendivil@delfos.com.mx
m760531@hotmail.com

Comenta con Facebook