Loading

El disfraz rosa del candidato

El otro día pregunté a todas las mujeres con las que interactué cuál era su color favorito. No ganó el rosa. Ni siquiera fue de los más mencionados. Sin embargo, para el planeta de los políticos, el mundo de las mujeres sigue siendo rosa y las políticas públicas que buscan emparejar la cancha entre hombres y mujeres tropiezan en estereotipos que llegan al exceso de ponerle el apellido “rosa” a programas de gobierno.
Pedí ayuda a un grupo de especialistas para analizar las propuestas de los candidatos presidenciales hacia las mujeres. Esto fue lo más relevante.
1.— Todos menos “El Bronco” tienen un apartado de propuestas específicas para las mujeres.
2.— Los tres candidatos proponen cosas por aquí y por allá, pero nadie dice que primero hay que evaluar lo que hay, a ver si sirve, antes de pensar en inventar algo más. Antes de crear programas y fiscalías y asignarles cantidades millonarias, vale la pena examinar qué funciona.
3.— Los candidatos no se dan cuenta de que, más que programas específicos e instituciones supuestamente dedicadas, la única manera de cerrar la brecha hombre-mujer es que exista perspectiva de género en TODAS las políticas de gobierno.
4.— Los tres temas más socorridos son feminicidios, igualdad salarial y guarderías.
5.— En feminicidios, el grueso de las propuestas está dirigido a qué hacer una vez sucedido el crimen contra la mujer. López Obrador plantea no impunidad y protocolos de atención a víctimas para evitar la revictimización. Anaya plantea infraestructura de protección a víctimas, protocolos de actuación de autoridades y una fiscalía contra feminicidios. Meade propone tratamiento integral, que va de la prevención educativa hasta la sanción a los culpables y los refugios para las víctimas.
6.— En igualdad salarial, los tres proponen que a trabajo igual, remuneración igual. Y no hay detalles. Puras generalidades y loables deseos: Meade plantea capacitar; Anaya sancionar a quien pida una prueba de embarazo para conseguir un empleo (que por cierto ya está en la ley), y López Obrador propone autonomía económica. Es positivo que se reconozca la desigualdad salarial, pero ese es sólo uno de los componentes. Hay que tomar en cuenta que la mayoría de las mujeres se desempeñan en el sector informal, carentes de prestaciones y certidumbre.
7.— Lo de las guarderías es aún más ilustrativo. Todos plantean más estancias infantiles como parte de sus propuestas para las mujeres. Menudo machismo: al hacerlo, implican que el cuidado de los hijos es una responsabilidad de las mamás y no de los papás. Incluso la Suprema Corte ya se pronunció en el sentido de que es responsabilidad de ambos el cuidado de los hijos y del Estado proveer condiciones para que lo hagan.
8.— Otras propuestas positivas. AMLO anunció un gabinete paritario, Meade quiere seguridad social para las trabajadoras del hogar y Anaya más mujeres en ciencia y tecnología.
9.— El tema del aborto es el gran ausente de la campaña. Le tienen miedo. Una pena que los cálculos políticos sean más importantes para todos los candidatos que la salud y la vida de las mujeres.
El balance: insuficiente, muy por debajo de lo esperado.

historiasreportero@gmail.com

Comenta con Facebook