Loading

El nuevo Consejo Ciudadano del SLA

El día de ayer sesionó la Comisión de Selección del Consejo de Participación Ciudadana del Sistema Local Anticorrupción para elegir a un integrante que habrá de cumplir un periodo de cinco años.
Hoy a las diez de la mañana, en sesión pública realizada en el Congreso del Estado, se habrá de entregar el nombramiento al nuevo consejero de participación ciudadana que pasó los filtros de la revisión curricular y la entrevista presencial, cuyo objetivo era valorar el dominio de los temas relacionados con el combate a la corrupción desde la óptica ciudadana.
Esperemos que el nuevo integrante de esta entidad le pueda dar movilidad, difusión y actividad, puesto que a un año de su conformación queda un mal sabor de boca, han dejado mucho qué desear, porque no se les ha visto ni sabido nada y como reza el adagio de la comunicación política: “si no se sabe, no existe”.
No es excusa que falte la figura del Fiscal Anticorrupción y con él, toda la estructura que habrá de perseguir los delitos en contra del erario, el Consejo de Participación Ciudadana no ha articulado estrategias de comunicación, de socialización y vinculación con todos los entes de la sociedad civil organizada.
Ahora sí, que contrario a la mística del combate la corrupción, el actual Consejo Ciudadano ha pecado de opacidad, no se sabe en dónde despachan, qué hacen, cuánto ganan en realidad y esto ha provocado que se disparen las especulaciones y rumores, como de que entre los cinco integrantes se mantienen en duras disputas por la falta de acuerdos y consensos; que el presidente entorperció el trabajo por la soberbia del cargo y que no hubo claridad en las adquisiciones de mobiliario.
Insisto, esto es por la falta de comunicación, de estrategias de difusión que les haya permitido tener acercamiento con la sociedad; el argumento podría ser que un año no es el tiempo suficiente para que se vean los resultados, que todo se ha ido en la generación del reglamento interno pero reitero, solamente ellos, los cinco consejeros lo saben.
Esperemos que el nuevo integrante venga a refrescar al Consejo de Participación Ciudadana, que genere dinamismo y coadyuve a que el Sistema Local Anticorrupción no sea como todo lo que se crea en este país, organismos cuya única mística es la simulación y los entes constitucionales autónomos se convierten en paraísos en donde se reciben fabulosas becas sin hacer nada, consistentes en viajar con el pretexto de congresos y convenciones; viáticos a la entera disposición y sueldos muy considerables.
Mucho éxito a la nueva consejera ciudadana Sandra Alicia, ojalá sus dotes y pericia en auditoría gubernamental cumplan con las expectativas.

Comenta con Facebook